La vicealcaldesa Sandra Gómez y el president Ximo Puig, ambos del PSOE, dan por acabada la ATE y ya están trabajando en nuevas fórmulas «económicas y administrativas» para terminar el nuevo Mestalla, cuyas obras llevan 12 años paradas. «Los valencianos y los valencianistas tienen que saber -declaró Gómez a Levante-EMV- que el Ayuntamiento de València y la Generalitat damos por acabada la ATE y que estamos trabajando en nuevas fórmulas que permitan acabar el estadio, con independencia de la propiedad del club y de Meriton».

De esta manera se manifestó la también concejala de Urbanismo, que reiteró que es prioritario para la ciudad que se termine el estadio de Corts Valencianes cuanto antes. «Por eso, estamos trabajando en varias alternativas para acabar el campo», apuntó. Preguntada sobre qué opciones manejan el consistorio y la Generalitat, la vicealcaldesa rechazó «adelantarse» a los acontecimientos, pero insistió en que el Valencia CF no ha cumplido sus obligaciones con la ATE y esta operación «está acabada» porque el club no ha movido ficha. Por tanto, «ahora las administraciones trabajamos en soluciones para acabar el nuevo Mestalla, al margen de la propiedad», zanjó.

El nuevo estadio de Corts Valencianes sigue a la espera de que se retomen las obras | JOSÉ MANUEL LÒPEZ

Reunión de Ribó

Sandra Gómez realizó estas declaraciones tras revelar el alcalde Joan Ribó que la directiva del Valencia CF le había presentado ayer «un anteproyecto para construir el polideportivo de Benicalap que en breve presentarán públicamente». «En principio -matizó el alcalde- ese anteproyecto reúne las características que se habían planteado en el acuerdo entre el Ayuntamiento y la entidad deportiva por un valor aproximado de 5.6 millones de euros». «El nudo gordiano -relató el alcalde-, como todos sabemos, está en la reanudación de la obras del nuevo Mestalla, pero este es un paso en la buena dirección que queremos saludar desde el Ayuntamiento de València». Asimismo, Ribó lanzó un guiño a los aficionados : «Desde la alcaldía, en los últimos meses no hemos parado de hablar con la directiva del Valencia CF y hoy mismo -por ayer- hemos contactado de nuevo y nos han explicado que continúan trabajando en la solicitud de licencias».

Sin embargo, su socia de gobierno Sandra Gómez acogió con mucha frialdad y con un visible enfado esta maniobra del club de Peter Lim. «El polideportivo de Benicalap es una obligación. Esto no es nuevo, hace meses ya hablaron sobre este proyecto y plantearon ampliar el plazo del estadio hasta 2030. Eso es inasumible, porque no es un regalo a la ciudad, sino parte de obligaciones que ya deberían haber cumplido», expresó. «No nos dejemos engañar. Sin estadio, no hay ATE. No vamos a dejar de exigir. Si Meriton no cumple con las obligaciones nos mantendremos firmes. Eso es defender a València y al Valencia CF», reflexionó. «Lo que tiene que haber por parte del club es un paso decidido que suponga retomar las obras del Nou Mestalla», indicó la vicealcaldesa en su cuenta oficial de Twitter.