El Valencia CF presentó ayer a la Generalitat -en la Conselleria de Economía Sostenible- y al Ayuntamiento de València un escrito en el que solicita que se le amplíe la Actuación Territorial Estratégica (ATE) a cambio de comprometerse a reiniciar la construcción del nuevo Mestalla en 2024 y tenerlo acabado en 2026; y de iniciar las obras del pabellón de Benicalap, en 2022. Es decir, el año que viene.

Ni la sociedad anónima deportiva ni su presidente, Anil Murthy, aportaron a ambas administraciones ningún aval u otras garantías económicas que acrediten que el Valencia CF cuenta con los recursos necesarios para reiniciar las obras del nuevo campo, paradas desde hace 12 años.

El dossier presentado en la conselleria y en el consistorio consta de 9 páginas. Consiste en un relato de los hechos relacionados con la ATE, que expira el próximo 15 de mayo sin que el club haya movido ficha y con la evidencia de que el nuevo campo está a años luz de poder ser terminado y utilizado.

Según argumenta el Valencia CF, si se prolonga la ATE que se le concedió a la sociedad anónima para construir el Nuevo Mestalla y para vender recalificada la parcela del actual estadio, el club de Peter Lim se compromete a que la nueva instalación valencianista estaría acabada en 2026.

La propuesta del VCF presentada en conselleria establece que en enero del año próximo el Valencia CF empezaría a construir el pabellón de casi 6 millones de euros que debe alzar en el barrio de Benicalap. Este es uno de los compromisos que adquirió el club en su día por la recalificación y que no ha cumplido hasta ahora.

Asimismo, el Valencia CF defiende que por su parte podrían iniciarse de manera inmediata esas obras «pero que el consistorio les ha trasladado que necesita unos meses para activar las licencias», recogía Efe. En su documento a la Generalitat, el Valencia CF asegura que retomarían las obras del Nuevo Mestalla en mayo de 2024 y que el recinto estaría acabado dos años más tarde, o en el peor escenario, para el inicio de la temporada 2026-27, siempre que se «reordenen» los plazos de una ATE que acaba el próximo 15 de mayo.

En este dossier, que se ha trasladado a las administraciones, figuran los motivos por los que no se han podido cumplir los plazos a los que se comprometió el club o las 39 ofertas que ha rechazado por las parcelas de Mestalla por considerarlas insuficientes. También la frustrada operación con ADU Mediterráneo que no llegó a cuajar.

Este escrito se presentó en la Conselleria de Economia Sostenible. Sin embargo, el departamento competente para alargar la ATE es Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, que dirige el conseller Arcadi España.

Anil Murthy, por su parte, señalaba a Onda Cero que en el club «somos optimistas». «El pabellón va a ser una demostración de lo que podemos conseguir», subrayó. «No es un gesto, porque son 6 millones de euros y es un gran paso adelante para demostrar que si todo el mundo trabaja junto podemos conseguirlo», finalizó.