Los presupuestos participativos han sido uno de los puntales del Govern de la Nau, primero, y del Rialto ahora. Un modelo de participación ciudadana novedoso que tratan de emular otras administraciones. No en vano, en esas convocatorias, seis con la de 2021, se han aprobado ya 455 proyectos repartidos por todos y cada uno de los barrios de la ciudad, pues cada uno de los distritos dispone de su apartado propio con un presupuestos cerrado.

En total, se han invertido ya por este método 45 millones de euros, a razón de siete millones las tres primeras convocatorias y de ocho millones las tres últimas. Según reza en la página web de DecidimVLC, el primer año está ejecutado al 100%, el 2017 al 91%, el 2018 al 54%, el 2019 al 42%, y el 2020 y 2021 al 0%, aunque en todos los años se refleja que la totalidad de los proyectos están en redacción, tramitación o ejecución. La propia Elisa Valía calcula que están terminados o en marcha el 80%, exceptuando lógicamente los de este año.