30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de Brujas y La Reina obligan a levantar el centro histórico más de 1 año

Solo la peatonalización del entorno de la Lonja afectará a cientos de vecinos de más de 70 calles y a 1.700 negocios

Representación virtual de la futura plaza Ciudad de Brujas. | LEVANTE-EMV

Representación virtual de la futura plaza Ciudad de Brujas. | LEVANTE-EMV

Dos de las actuaciones urbanísticas más ambiciosas de la València del siglo XXI y de la historia contemporánea de la ciudad, la reurbanización y peatonalización del entorno de la Lonja y de la plaza de la Reina, van a obligar a levantar el centro histórico entre 12 y 14 meses. Ambas obras, de gran envergadura e impacto social y económico en el entorno, van a iniciarse al mismo tiempo debido a que los recursos presentados contra la adjudicación de las obras de la plaza de la Reina han retrasado el inicio de la actuación, que implica también la reforma integral del aparcamiento de esta emblemática ágora.

Hoy mismo arranca la reurbanización del entorno de la plaza de la Ciudad de Brujas, Lonja de la Seda, Mercado Central e Iglesia de los Santos Juanes. Las obras costarán 6 millones, tendrán una duración de 12 meses y cuentan con financiación europea. En cuanto a la peatonalización de la plaza de la Reina, durará entre 12 y 14 meses y su presupuesto es de 10 millones.

Imagen de la futura plaza de la Reina, con zonas verdes y espacios de uso ciudadano. | LEVANTE-EMV

Estas dos actuaciones emblemáticas que van a transformar la imagen urbana de València para siempre no solo van a causar las lógicas molestias a los vecinos, los conductores y los transportistas, sino que además llegan en un momento muy complicado para los comercios.

«Son dos obras muy deseadas por los comerciantes y los vecinos, y nosotros ya habíamos pedido que no coincidieran en el tiempo , pero hemos tenido la mala suerte de que al retrasarse el inicio de la Plaza de la Reina por los recursos judiciales, se ha producido la tormenta perfecta», explicaban fuentes de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico a Levante-EMV. Solo las obras del entorno de la Lonja afectarán a 70 calles y a 1.737 negocios, añaden. Por ende, «llegan después de un año terrible marcado por la pandemia y la caída del turismo».

Los comerciantes se muestran muy preocupados por «la falta de accesibilidad» con transporte público y por la falta de aparcamiento, lo que temen que pueda alejar a miles de personas del centro histórico. Aún así, «hacemos un llamamiento a los valencianos para que sigan viniendo a comprar a pesar de las obras».

Los comerciantes están estudiando con el Ayuntamiento posibles rebajas fiscales que amortigüen las pérdidas económicas derivadas de las obras. Ya se ha acordado que se reducirá el 95% del IAE a los comercios afectados pero la medida aún resulta insuficiente, para las fuentes consultadas.

Compartir el artículo

stats