Los responsables de la festividad de la Virgen de los Desamparados han diseñado ya el proyecto de Misa d’Infants de acuerdo con las posibilidades emanadas del nuevo protocolo de seguridad de la Generalitat Valenciana. De esta manera, la fórmula es la de acogerse a una cifra de mil personas (el «porcentaje del aforo» habría más que duplicado esa asistencia) porque, como ha asegurado el presidente de los Seguidores, José Luis Albiach, «ya que se puede celebrar, es mejor que podamos hacerlo lo más controlado posible».

No podrá acudir cualquier persona: se extenderán invitaciones, con la zona y el asiento señalado en cada caso. El número de asistentes como público será de un poco más de ochocientas personas, puesto que del millar hay que restar tanto al estamento eclesiástico, los niños de la Escolanía y el personal de orden. Para asegurar la mayor cantidad de asistentes posibles, no habrá más intervención musical que la Escolanía. Se desestima, por ello, la presencia de la Banda Municipal y de la Coral Juan Bautista Comes.

El recinto de la plaza podría albergar más personas, pero se opta por una entrada y salida controlada, con asientos separados entre sí y con vallas que perimetren la plaza a la suficiente distancia como que estar en las mismas no permita contemplar gran cosa del festejo.

El otro acto en la calle es el recorrido de la imagen peregrina a bordo del Maremóvil, y que está pendiente de la aprobación de la Policía Local. La propuesta presentada es la de mantener el centenario recorrido de la procesión, aunque evitando el paso por la plaza del Mercado y alrededores por causas de fuerza mayor, como son las obras. En este caso se prefiere utilizar el recorrido «por respeto a la tradición» en lugar de dar vueltas, más o menos aleatorias por la ciudad. El horario de salida es lo que queda en el más absoluto secreto.

La concejala de Espacio Público, Lucía Beamud, aseguró al respecto que «desde que la nueva normativa permite celebrar acontecimientos multitudinarios al aire libre, en el Ayuntamiento trabajamos para que la Misa d’Infants se celebre el próximo 9 de mayo con todas las medidas de seguridad».