Los partidos que conforman el equipo de gobierno municipal han alcanzado un acuerdo para presentar una moción "consensuada" que reivindica que el Puerto de Valencia sea "tan sostenible como competitivo". Y le exige un estudio paisajístico sobre el impacto que tendría la ampliación norte en las playas del Cabanyal y la Malva-rosa, un estudio de movilidad que enmarque la ampliación en el objetivo de ser ciudad descarbonizada en 2030, y que regenere las playas del sur afectadas por anteriores ampliaciones.

El gobierno del Rialto ha presentado esta moción en el Pleno del Ayuntamiento, que ha salido adelante, como alternativa a las tres presentadas por el PP, Ciudadanos y Vox relativas a la regeneración de las playas y la ampliación norte del puerto valenciano.

El alcalde de València Joan Ribó (Compromís) ha destacado "acuerdo positivo" con sus socios de gobierno socialistas para encuadrar el planteamiento del puerto con la defensa del patrimonio natural.

En concreto, esta moción conjunta pide al Puerto de Valencia que realice un estudio de movilidad para que la ampliación norte cumpla con los objetivos de descarbonización de la ciudad y que busque parecerse a otros puertos europeos como el de Munich o Rotterdam, donde el transporte de mercancías es fundamentalmente por tren.

También le solicita un estudio paisajístico sobre el impacto de la ampliación norte en las playas del Cabañal y de la Malva-rosa. Finalmente, le exige que se cumpla con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) que obliga a regenerar las playas de la zona que "se están destruyendo como consecuencia de sus ampliaciones", ha apuntado Rifó.

Ribó: "No he dicho que no se haga, sino que se haga bien"

Durante el debate, la portavoz del PP, Maria José Catalá, ha dado por hecho que con esta moción el alcalde acepta la Declaración de Impacto Ambiental de 2007 para la ampliación norte el puerto, "un avance que contrasta con las postura de otros miembros de Compromís, que plantean incluso demoler obras que ya están hechas", ha dicho.

Sin embargo, Ribó se ha apresurado a puntualizar que alberga "muchas dudas" respecto a esta DIA. A su vez, aclarado: "Yo no he dicho nunca que no se haga, sino que se haga bien, con todas las garantías". Y ha insistido en que, independientemente de lo que digan otros compañeros de partido, él nunca ha dicho que no se acometa la obra, "pero se debe hacer bien".

En la misma línea, la vicealcaldesa del Ayuntamiento, Sandra Gómez, ha reclamado "un plan ambicioso de la mano del Gobierno de España, de la Dirección General de Costas, sobre cómo combatir la regresión de nuestras playas del sur" para evitar seguir perdiendo terreno y arena, y a su vez "ganar el espacio que perdimos hace 15 años con la ampliación sur" del puerto, ha puntualizado.

Gómez ha puesto en valor "la importancia estratégica" del puerto para Valencia en empleos y ha defendido que es "absolutamente compatible" con la protección del medioambiente. "Nosotros nunca estaremos entre los que quieren empleo y economía a costa de nuestro patrimonio natural, pero tampoco compartimos posturas que desprecian o no comparten la necesidad que tiene Valencia de seguir progresando y generando oportunidades a los ciudadanos", ha puntualizado.