30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los recortes del gobierno galo abocan al cierre del Instituto Francés de València

Los 26 trabajadores, a los que se ha anunciado su despido en junio, solicitan a Macron dos años más para «equilibrar las cuentas» tras la crisis sanitaria y el «largo y estricto» confinamiento en la Comunitat

Sede del Instituto Francés de València, en la calle Moro 
Zeit.  M.A.montesinos

Sede del Instituto Francés de València, en la calle Moro Zeit. M.A.montesinos

El Gobierno francés ha puesto en marcha un plan de reestructuración de la red de institutos que tiene en España, homóloga del Instituto Cervantes español, que incluirá el cierre de su sede en València. El Institut Français de València (IVF), referente cultural del país galo en la Comunitat, parece abocado al cierre tras 150 años de presencia en la capital valenciana. Así al menos se lo han hecho saber los responsables del IVF, con sede en la calle Moro Zeit, a sus 26 trabajadores.

Ni el consulado ni la embajada francesa respondieron ayer a las llamadas de este diario para aclarar el futuro del instituto valenciano y de su personal. Un asunto, aseguraron escuetamente, «delicado». Los propios trabajadores del centro explicaron que esta semana fueron convocados a una reunión en la que los responsables del IVF «nos anunciaron el cierre el próximo mes de junio». La decisión, como es lógico, ha causado honda preocupación en los trabajadores, que han organizado una campaña de recogida de firmas en redes contra el cierre bajo el lema «Sauvons-Salvemos-Salvem l’Institut Français de València».

El IVF ofrece cursos y exámenes de francés, eventos culturales, servicio de biblioteca, actividades infantiles, charlas, conciertos y otras actividades que permiten acercar la cultura francesa a los valencianos y estrechar lazos con el país vecino. Detrás del cierre del instituto estarían los recortes y la falta de viabilidad económica. En 2018 la Intervención General del Estado estableció un plazo de dos años en el instituto para «reorganizarse y equilibrar sus cuentas». Algo que, apuntan los trabajadores, se había logrado hasta que la pandemia del coronavirus lo desestabilizó todo.

Los trabajadores del IVF han enviado una misiva al presidente de la República, Emmanuel Macron, en la que solicitan que «se concedan dos años más al instituto con el fin de valorar su dinamismo real en condiciones normales y no en función de dificultades encontradas durante la pandemia, e impedir toda decisión que suponga el despido masivo de su personal y el cierre de este instituto francés». «El año 2020, como puede imaginar, ha sido muy complicado para nuestros institutos franceses».

La Comunitat Valenciana, añaden, «ha puesto en marcha un confinamiento domiciliario de los más largos y estrictos». «No podemos razonablemente tomar este año y los resultados económicos de este instituto como medida para una decisión sin retorno en cuanto a su futuro», aducen. Los trabajadores, respaldados por Annik Valldecabres, consejera consular francesa, firmante de la carta, advierten de que la «reorganización» de otras sedes, como la de Sevilla, ha dado como consecuencia, su cierre. La población francesa asentada en València, una de las comunidades con más residentes de esta nacionalidad, que aumenta además de manera constante, «no comprendería que Francia haya reducido los medios consulares, reducido su apoyo al Liceo Francés, suprimiendo numerosos puestos de profesores residentes o expatriados funcionarios, ni comprenderían que se procediese a llevar a cabo una decisión irreversible de cierre o de reorganización del dispositivo actual», añaden los trabajadores. El IVF, dedicado a la promoción de la cultura y la lengua francesa en España, se complementa con el Liceo Francés, símbolo del reconocido modelo educativo galo, cuyas instalaciones están ubicadas en Godella.

Compartir el artículo

stats