«Se está realizando una investigación interna para conocer las circunstancias de dicha publicación, depurar responsabilidades y apartar al responsable de la redes públicas del Sindicato Profesional. Queremos pedir disculpas por dicha publicación que no representa en absoluto los valores de esta organización sindical con respecto a la igualdad de género».

Con estas palabras, uno de los principales sindicatos de policías y bomberos con sede en València tuvo que salir a sofocar el incendio provocado en sus propias redes sociales, al publicar un comentario extremadamente machista, impropio de cualquier órgano de expresión de la función pública. Se trata del Sindicato de Policías y Bomberos (SPPLB), organización de ámbito estatal, que tiene su sede en València y que, por ejemplo, actúa tanto en la policía local (tiene una sección en el Ayuntamiento de València), policía portuaria y bomberos y que, aseguran, cuenta con más de seis mil afiliados.

Un sindicato policial: "Si dejas preñada a tu novia en el coche, ¿eso lo cubre el seguro?"

Al filo de las once de la mañana, tanto en Facebook como en Twitter colgaban un comentario de una persona sin identificar, en el que se lee: «Si dejas preñada a tu novia en el coche, ¿eso lo cubre el seguro?», y señalando con una flecha y un círculo amarillo un comentario en el que alguien, de nombre Samuel, escribe, «Si le das por detrás, sí». Todo ello, sin ningún tipo de apostilla, sobre estar o no de acuerdo con los comentarios o si los suscribía.

El comentario fue publicado y al responsable de RRSS no debió importarle especialmente porque posteriormente siguió publicando informaciones más en la línea habitual de esta red de comunicación. El comentario, por otra parte, obtuvo de los seguidores de la misma (tiene casi sesenta mil) una importante cantidad de expresiones «me divierte», aunque alguno de los comentarios la afeaba: «Un chiste de tan mal gusto publicado en una página de un sindicato, no dice nada favorable de esa organización, y que seis horas después de su publicación siga, menos aún». Y ahí siguió hasta que fue retirado sobre las siete y media de la tarde.

El sindicato reiteró que el mensaje «no representa en absoluto los valores de esta organización sindical» porque es «conocedor de primera mano de las desigualdades que afrontan las mujeres en nuestra sociedad».