Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rescate al límite de la iglesia de los Jesuitas

Los religiosos impulsan la rehabilitación del templo neobizantino anexo al Botánico, cerrado por desprendimientos, grietas y humedades

Rescate al límite de la iglesia de los Jesuitas |  CDJ

Rescate al límite de la iglesia de los Jesuitas | CDJ

La Compañía de Jesús (Jesuitas) ha llevado a cabo una intervención de urgencia en la iglesia del Colegio de San José para renovar la cubierta del templo, de estilo neobizantino, que se encontraba al borde del colapso por la filtración de agua y las goteras. Este singular templo, declarado Bien de Relevancia Local (BRL), cuya silueta queda semioculta por el arbolado, es una de las piezas patrimoniales destacadas de la manzana del Jardín Botánico (declarado Bien de Interés Cultural), en la esquina del paseo de la Petxina con la gran vía Fernando el Católico.

La intervención de urgencia ha permitido frenar el deterioro del templo, que lleva varios años cerrado por los desprendimientos y el grave deterioro que sufre. Los Jesuitas buscan ahora financiación, vía donaciones, para llevar a cabo la rehabilitación integral del templo, que presenta graves patologías y problemas estructurales en sus fachadas, en los forjados, vidrieras y en las torretas, con sus cúpulas de teja dorada en forma de escama, así como en la decoración interior, con grandes manchas de humedad y desprendimientos en las pinturas.

La iglesia del colegio de los Jesuitas, construida en 1884 por José Quinzá y Joaquín María Belda, requiere una intervención de restauración integral, explican los responsables de la compañía. Una actuación que abarcará aspectos estructurales, de adecuación y modernización de instalaciones y de recuperación de los elementos decorativos.

La restauración se llevará a cabo en varias fases y comenzó hace un año, con la actuación de urgencia en la cubierta del templo, que ha logrado frenar el deterioro en el interior que habían provocado la «inestabilidad de la bóveda» y comprometía la seguridad del edificio. Las goteras habían provocado grandes desconchones en la bóveda decorada, a modo de firmamento nocturno con estrellas doradas sobre fondo azul.

Una vez saneada la estructura se acometerá la restauración tanto de las fachadas como de los interiores, donde se incluye la consolidación de las 77 vidrieras que posee el edificio, también muy deterioradas por la suciedad acumulada y especialmente por la entrada de agua..

Las pinturas y molduras que decoran el conjunto de la iglesia constituyen la parte más visible e identificativa del templo neobizantino. Con el paso del tiempo han sufrido deterioros a causa de las numerosas goteras, de las filtraciones o de las subidas capilares de humedad del terreno, pero también debido al insuficiente sistema de evacuación de pluviales del edificio y a la propia inestabilidad del suelo por su cercanía al viejo cauce del Turia, que ha provocado problemas de asentamiento del edificio y grietas.

La intervención contempla igualmente la restauración de las fachadas, enlucidos, molduras, las cornisas y las cúpulas de los torreones de la fachada principal, y la espadaña. Para completar esta actuación se recuperarán las tres campanas y se reconstruirán las tres cruces que coronaban la espadaña y las dos cúpulas. En el interior del templo está previsto levantar las piezas de pavimento hidráulico para instalar calefacción radiante en todo el templo, coincidiendo con el impulso al futuro jardín del antiguo solar de Jesuitas por parte del Ayuntamiento de València y la Universitat de València.

Los Jesuitas quieren que la manzana del Botánico y el histórico Colegio de San José, donde se formaron valencianos ilustres y parte de la élite política y empresarial valenciana, recuperen la relevancia perdida por años de conflicto urbanístico con el denominado solar de Jesuita. La Compañía, al hilo de los planes del Ayuntamiento de València y la Universitat, de impulsar un nuevo jardín en el citado solar, han solicitado una modificación del planeamiento con el objetivo de reconstruir el pabellón este del colegio derribado en los años 60, al amparo del plan general desarrollista. La idea es recuperar la edificabilidad y volumetría e impulsar una nueva dotación asistencial recuperando así la composición original del colegio.

Compartir el artículo

stats