Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

IBI y pandemia: 13.880 negocios y particulares apuran hasta julio para pagar

Casi 2.500 contribuyentes recurren a los pagos fraccionados para coger aire y cumplir sus obligaciones fiscales de forma más llevadera

Delegación de Hacienda en el Ayuntamiento de València. | M.A.MONTESINOS

Delegación de Hacienda en el Ayuntamiento de València. | M.A.MONTESINOS

Un total de 13.880 contribuyentes del Ayuntamiento de València han decidido acogerse a la ampliación del calendario fiscal que aprobó el consistorio en diciembre y que permite pagar el IBI hasta el 12 de julio cuando lo normal antes de la pandemia era hacerlo en abril como fecha máxima. En cuanto a los modos de pago, respecto a 2020, 13.008 particulares y negocios más se han acogido a la domiciliación bancaria en un plazo o en tres.

Si se comparan los ejercicios de 2020 y 2021, estas dos tendencias -apurar hasta el mes de julio para pagar este impuesto y fraccionarlo en plazos- son consecuencias derivadas de la pandemia y de las dificultades económicas que están teniendo muchos particulares, negocios y empresas para hacer frente a sus obligaciones fiscales. Tal como explica el concejal de Hacienda Borja Sanjuán, en este momento hay 13.880 contribuyentes que se han acogido a la ampliación del calendario fiscal que llevó a cabo el Ayuntamiento a mediados de diciembre de 2020. Sanjuán recordó que ningún valenciano «tiene que pagar los tributos municipales de 2021 antes del 12 de julio si así lo decide». Por otro lado, aquellas personas y empresas que quieran mantener el pago en el momento en que tradicionalmente se suele pagar, pueden seguir haciéndolo.

Esos más de 13.800 contribuyentes aportan 4,126 millones de euros a las arcas municipales. «Que a día de hoy siguen en los bolsillos de los ciudadanos y de las empresas porque el consistorio está haciendo un esfuerzo de tesorería para ayudar a los valencianos en estos tiempos difíciles de la epidemia», comenta.

Por estas fechas, en mayo de 2020 ya habían pagado el IBI, sin domiciliar el recibo, 51.711 personas físicas y jurídicas, aportando 16,296 millones a las arcas municipales. Este año, en cambio han sido 37.831 las que han pagado, lo que supone 12,170 millones. De ahí, que 13.880 hayan decidido apurar de aquí a julio para pagar este tributo cuando mejor les venga. En cuanto a los pagos domiciliados, hay 13.008 vecinos y negocios que se han acogido a esta modalidad con un solo pago o en tres veces. Por este concepto, el Ayuntamiento ha dejado de cobrar más de 4,3 millones de golpe y los percibirá de forma progresiva. En especial, hay casi 2.500 pagadores que aportan medio millón de euros y que han recurrido a la fórmula de fraccionar en 3 veces. Quienes han domiciliado el IBI, lo pagaron el 30 de abril en un solo pago mientras que quienes lo han aplazado lo harán así: 30 de abril, 20 de junio y 20 de septiembre.

Estas medidas relacionadas con los pagos y tributos municipales se enmarcan en el Pacto de la Recuperación Económica y Social que puso en marcha el gobierno municipal -con el apoyo de Ciudadanos- para salir de las crisis económica y social derivada de la pandemia. «El Ayuntamiento estará junto a las personas y las empresas que peor lo están pasando en el período económico más complicado», decía entonces Borja Sanjuán.

Respecto a los números globales, pese a la covid-19, los valencianos están dando un ejemplo de responsabilidad pagando sus obligaciones fiscales. En mayo de 2020, el Ayuntamiento giró recibos por importe de 230,478 millones mientras que en 2021, la cifra va a aumentar un poco, 230, 489 millones.

Esto se debe, según comenta Borja Sanjuán a que el número de propiedades del total de la ciudad puede haber aumentado al entregarse nuevos pisos o locales al finalizar las obras que estaban en marcha en los últimos años en la capital valenciana.

7,2 millones por el IBI de las empresas del Puerto de València

El Ayuntamiento de València recaudará 7, 188 millones de euros en 2021 por el Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales (IBI Bices). «En nuestro caso -comentó el concejal Borja Sanjuán- este tipo de IBI se corresponde en la mayor parte de los casos con empresas y negocios que operan en el Puerto de València y que pagan por sus inmuebles», subraya el regidor. La recaudación por este tributo va a reducirse de forma significativa ya que en 2020 supuso 7,225 millones.

Compartir el artículo

stats