Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El servicio de basuras ahorra 2,5 millones en intereses de demora respecto a 2016

El ayuntamiento de València ha rebajado un 90% los gastos derivados del Servicio de Gestión de Residuos y Limpieza en los últimos cinco años

Un operario desinfecta los contenedores durante los días más duros de la pandemia. | EFE/MANUEL BRUQUE

Un operario desinfecta los contenedores durante los días más duros de la pandemia. | EFE/MANUEL BRUQUE

El Servicio de Gestión de Residuos y Limpieza del Espacio Público «ha reducido en más de un 90% los intereses de demora que se pagan a las empresas contratistas en los cinco años comprendidos entre los años 2016 y 2020», ejercicios completos de gestión del actual ejecutivo, tal como ha informado el vicealcalde Sergi Campillo (Compromís) a Levante-EMV. Cabe recordar que 2015 fue el último año del gobierno municipal liderado por Rita Barberá, con el PP, aunque el relevo se produjo a mitad de ese ejercicio. Campillo subraya «el contraste entre la cifra abonada por el Consistorio por este concepto en estos años con el montante abonado por el anterior gobierno». «Si comparamos estos últimos 5 años con las etapas anteriores, se ve que nosotros hemos pagado algo más de 240.000 euros por intereses de demora en los pagos a las empresas contratistas; pero en los cinco años anteriores del gobierno del Partido Popular esta cantidad fue de más de dos millones de euros, concretamente ascendió a 2.7 millones de euros», explica.

El pago de estos intereses de demora tiene causas diferentes: a veces son facturas que se retrasan en su tramitación, y cuando se excede el período de pago, «hay que pagar determinada cantidad en concepto de intereses de demora». A pesar de esto, ha añadido el vicealcalde, «desde el Gobierno municipal queremos ir a un escenario donde no tengamos que pagar ni un euro por este concepto, aunque a veces –ha afirmado- las tramitaciones en la administración son complejas y es muy difícil llegar a esa cantidad cero de intereses de demora a las empresas contratistas».

La cantidad del año 2020 ha sido superior a la de los ejercicios precedentes porque en lugar de abonar en 2021 la factura de diciembre del año anterior (siempre se queda una factura para el año siguiente) se ha abonado la de octubre de 2020, que quedó pendiente por cuestiones de la prórroga del contrato, que exigía contraer y abonar las de noviembre y diciembre de 2020 necesariamente. Lógicamente, esos dos meses de demora han causado que se haya pagado algo más. La herencia recibida del PP sumaba 2,712 millones de euros en el segundo semestre de 2015. El dato sale de sumar los intereses de demora acumulados en ese último mandato de PP. Los cerca de 338.000 euros de 2011, más 602.000 de 2012, 1,184 millones de 2013, 409.340 euros de 2014 y 178.300 de 2015. Desde que accedió a la vara de mando Joan Ribó, se han disminuido mucho los costes anuales por estos intereses de demora con mínimos como 26.616 euros en 2017 hasta el más alto de 104.039 en 2020, afectado por la pandemia y sus retrasos administrativos.

Compartir el artículo

stats