El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, junto a voluntarios de Pastoral Universitaria de la diócesis, el campamento de personas sin hogar que se encuentra en la calle Beato Gaspar Bono. Acompañado de estudiantes de la Universidad Católica de Valencia, la Universidad CEU Cardenal Herrera, la Universitat de València y el Politécnico, junto a la Fraternidad Voz de los Pobres, recorrió la zona del Botánic, visitando una a una las tiendas de campaña de este asentamiento en donde, actualmente, pernoctan cerca de 80 personas sin techo.

En este recorrido, como hacen dos miércoles al mes los voluntarios de Pastoral Universitaria de la diócesis, los estudiantes repartieron leche, zumo, bocadillos, galletas, y conversaron con ellos.

El cardenal Cañizares animó a las personas sin hogar a tener confianza en Dios, “porque Dios está siempre contigo y no te abandona”, les decía mientras los indigentes le abrazaban y le cogían de la mano y muchos se arrodillaban ante él para recibir su bendición. Según el delegado episcopal de Pastora Universitaria, Vicente Ferrer, Cañizares fue recibido “con enorme alegría y múltiples gestos de cariño. Muchos de los indigentes, entre los que figuran personas que han perdido su puesto de trabajo, víctimas de desahucios, o toxicómanos, no podían creerse que estaba con ellos el Arzobispo y Cardenal de Valencia, a quien saludaron y abrazaron y le invitaban a sentarse con ellos".