El Ayuntamiento de València ha reintroducido cuatro nuevos ejemplares de ardilla roja en el Jardín del Turia dentro del programa para incrementar la fauna y la biodiversidad del antiguo cauce del río. Se trata de especies extraviadas o heridas que, una vez recuperadas, encontrarán en el Jardín del Turia su nuevo hogar. Uno de los ejemplares liberados es «Turia», que debe su nombre a los usuarios de las redes sociales del Ayuntamiento, que participaron en la campaña para ponerle nombre y que lo bautizaron con el nombre del río. Todos ellos llevan un collar emisor que permitirá hacerles un seguimiento, monitorizar su comportamiento, ver qué zonas del río frecuentan y qué recursos alimentarios emplean, con la intención de que lograr una población estable y en expansión.