Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València

La EMT "reduce hasta un 10% sus servicios para ahorrar combustible"

Ciudadanos teme las posibles aglomeraciones que puedan derivarse de estos recortes en la oferta

Numerosos usuarios de la EMT se agolpan en una parada de la calle Pintor Sorolla. | M.A.MONTESINOS

Numerosos usuarios de la EMT se agolpan en una parada de la calle Pintor Sorolla. | M.A.MONTESINOS

«Nos preocupa enormemente que haya reducciones de servicio del orden del 10% en la EMT de València durante 2021 por ahorro de combustible y que esta situación se haya normalizado mes a mes. Estas reducciones pueden ser clave en los completos en horas punta y en la situación de percepción de falta de seguridad sanitaria que puede llegar a tener los usuarios». Así se manifestó ayer el consejero de Ciudadanos Narciso Estellés al término del Consejo de Administración de la EMT de València sobre la que dijo: «Es una empresa sin control de gestión. A fecha de hoy, aún se están elaborando los balances y cierre de resultados». «No es coherente, desde el punto de vista de la buena gestión empresarial, que se nos diga que desde este mes de abril se percibe que el negocio ha mejorado, sin un solo dato numérico que lo sustente. Es una falta de seriedad increíble», lamentó Estellés.

El Consejo abordó el informe de actividad del mes de marzo, que refleja un crecimiento del número de pasajeros de un 30% respecto a los meses de febrero y enero, cuando las autoridades impusieron restricciones para reducir los movimientos de la población y minimizar el riesgo de contagio.

«En marzo -manifestó el presidente de la EMT Giuseppe Grezzi- se detectó un cambio en la tendencia de la demanda y se inició la recuperación progresiva del pasaje tras las fuertes caídas registradas durante la pandemia. Esta tendencia al alza es muy positiva porque se mantiene en la actualidad, en sintonía con la relajación de las restricciones», indicó.

Por su parte, el consejero y concejal del PP Carlos Mundina alertó de la mala situación económica de la firma. «Sigue sin levantar cabeza, viendo peligrar su futuro por la reducción de ingresos y pasajeros y, sobre todo, por la falta de ayudas», apuntó. Sin ayudas de Europa por los efectos de la covid, sin la llegada de los 6,’5 millones comprometidos en los Presupuestos Generales del Estado, «totalmente insuficientes» para paliar las pérdidas de la EMT, la compañía «se va a ver abocada a un nuevo rescate en forma de préstamo bancario o con dinero de las arcas municipales», señaló el edil popular.

Los consejeros también aprobaron la prórroga del actual contrato de las marquesinas para un máximo de 2 meses. Esta prórroga no supone ningún coste para la empresa municipal, que recibirá un canon compensatorio de 76.000 euros.

Se está ultimando la fabricación de las más de 900 nuevas marquesinas que se instalarán en todos los barrios y que han incluido en su diseño las propuestas de los usuarios, dijo Grezzi.

Compartir el artículo

stats