VALÈNCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El servicio de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de València, a petición del vecindario y la alcaldía pedánea de Carpesa, ejecuta esta semana una actuación integral de calmado del tráfico en el Camino de Carpesa a Moncada, 1,5 kilómetros que unen esta población del norte de València con el Camino de Moncada. Así, ha instalado ocho reductores de velocidad y la circulación ha quedado limitada a un máximo de 40 km/h de forma general y de 20 km/h a la altura de los pasos peatonales.

El concejal Giuseppe Grezzi, que se ha acercado para comprobar la actuación, ha valorado "la sintonía entre vecinos y administración" a la hora de abordar la pacificación del tráfico en los entornos residenciales, "sean cuales sean sus características", como, a su juicio, demuestra esta actuación y las ya realizadas en Carpesa en "estrecha" colaboración con sus vecinos. Por su parte, la alcaldesa pedánea, Carmen Badia, ha agradecido a la concejalía de Movilidad Sostenible su "esfuerzo" para tratar de mejorar los accesos a Carpesa dentro de su margen de actuación.

La velocidad máxima de circulación se ha limitado a 40 km/h de forma general, al tratarse de un camino agrícola, y a 20 km/h a la altura de los pasos peatonales transversales. También se han instalado ocho reductores de velocidad, seis de aglomerado y dos de caucho. Junto con esta señalización, se han instalado carteles de advertencia por la presencia de peatones, ciclistas y vehículos agrícolas en los accesos al Camino de Carpesa a Moncada desde la avenida del Palmaret y desde Camino de Moncada.

Además, se han señalizado dos nuevos pasos peatonales "transversales" en los números 1 y 25, uno de ellos a la altura del Club Valenciano de Natación, y dos nuevos pasos peatonales longitudinales en el número 2, frente a la Cooperativa, y en el número 4.

Por último, se han instalado bandas transversales de alerta, en ambos sentidos de la circulación, en las curvas existentes en el tramo central de este camino, y se ha pintado el eje central de la calzada en toda su longitud, además de colocarse señales verticales de parada obligatoria en las salidas de los caminos pavimentados adyacentes al Camino de Carpesa a Montcada.

ACTUACIONES ANTERIORES

En junio de 2017, el servicio de Movilidad Sostenible realizó una actuación integral de señalización y reordenación del espacio en todo su término municipal, que incluyó el establecimiento del sentido único de circulación en todas las calles, exceptuando las de su radio externo, y limitando la velocidad máxima a 30 km/h. Además, el pasado mes de septiembre se instalaron siete reductores de velocidad en la avenida del Palmaret, dos de ellos con pasos peatonales sobreelevados.

"Nuestra intención desde Carpesa es continuar trabajando para conseguir nuestro objetivo principal, un carril bici para ciclistas y peatones que enlace con la ronda norte y el anillo, lo cual comportaría el ensanche del camino actual para obtener la máxima seguridad de los ciclistas, peatones y vehículos de motor", ha finalizado Carmen Badia.