Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento adelantará fondos a la EMT para pagar a trabajadores y proveedores

La firma recibirá 35 millones extras del municipio y del Estado en las próximas semanas

Un autobús de la EMT recoge a dos pasajeros. | GERMÁN CABALLERO

El Ayuntamiento de València vuelve a salir al rescate financiero de la EMT, que debido a la bajada de ingresos comerciales derivada de la crisis del coronavirus atraviesa una situación económica complicada. El concejal de Hacienda Borja Sanjuán ha confirmado a Levante-EMV que está «estudiando una petición realizada por la EMT para alterar el calendario de pagos» que transfiere el consistorio a la empresa municipal de transportes, ya que el organismo público puede tener dificultades de tesorería para hacer frente a sus obligaciones frente a proveedores o para pagar las nóminas, con vistas al verano.

En la práctica, esto significa que el consistorio «va a adelantar a la EMT parte del presupuesto» correspondiente al segundo semestre de 2021 para que haga frente a sus obligaciones a corto plazo. De momento, según explica Borja Sanjuán, la EMT no ha solicitado una cantidad concreta sino que se adelanten los recursos que necesita, teniendo en cuenta que la tesorería municipal está muy saneada. Por tanto, si la EMT tiene previsto recibir 67,8 millones este año de las arcas municipales, lo que se está analizando es adelantar lo correspondiente al segundo semestre en mejores plazos que permitan a la empresa disponer del dinero cuanto antes. Además, la EMT va a contar también con otros recursos adicionales, al margen de lo presupuestado en el ejercicio de 2021. En primer lugar, ya se aprobado una inyección de 10 millones de euros, en forma de ampliación de capital, provenientes de los remanentes (superávit) del ayuntamiento. A ello hay que sumar los 18 millones aprobados por el Gobierno de España para ayudas al transporte dentro de los fondos para luchar contra la Covid , y 6 o 7 millones más de la Agencia Metropolitana del Transporte, a la que los Presupuestos Generales del Estado le han asignado 38 millones. Todo este montante de recursos extraordinarios suman unos 35 millones. Los 10 millones se transferirán a corto plazo, en forma de modificación de crédito, mientras que los otros recursos se incorporarán a la tesorería de la EMT a medida que los vaya pagando la administración central.

Tal como matiza Borja Sanjuán, al término del ejercicio la EMT habrá dispuesto de un presupuesto de 67,8 millones más los 10 aportados ahora, que salen de las arcas del consistorio, y por otra parte, los 25 ya citados de otras administraciones. En total serán 102,8 millones para garantizar la viabilidad de la firma pese a la merma de ingresos derivada de la caída del pasaje y de las ventas de tiquets.

Las necesidades de la EMT fueron reveladas ayer por el portavoz de Ciudadanos, Fernando Giner, quien aseguró que la empresa de autobuses «va a pedir 40 millones de euros al ayuntamiento para anticipar las ayudas que corresponden al segundo semestre del año», todo ello cuando «ya se ha gastado el total de los casi 30 millones de euros que pedimos en una póliza para poder pagar nóminas, combustible y, en definitiva, gastos corrientes».

Por su parte, el PP de València denunció «la pésima gestión del Gobierno de Compromís y PSOE en sus empresas públicas, que ha obligado a inyectar del dinero de los valencianos 10 millones de euros a la EMT, que se suman a los 27 millones del crédito aprobado hace meses».

Tanto Ciudadanos como el PP han pedido la intervención de la empresa de autobuses.

Compartir el artículo

stats