Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Grezzi admite que las cámaras de Ciutat Vella aún no están en marcha

El edil aún no sabe cuando arrancará

El Carmen No habrá sanciones por ahora | M.A.MONTESINOS

El plan para pacificar el tráfico rodado en Ciutat Vella Nord todavía sigue en fase de estudio y en un período de analizar diversos pormenores administrativos y técnicos para que se pueda poner en marcha. Por tanto, no tiene fecha concreta para su inicio. Tal como ha admitido el concejal Giuseppe Grezzi, aún no se sabe cuándo arrancará la primera fase de este plan, que implicará la activación de las cámaras y la notificación de las propuestas de sanción -solo informativas y no con multa económica- a los conductores que entren en el Área de Prioridad Residencial (APR) sin estar autorizados a circular y estacionar en el barrio. «Habíamos hecho una previsión de ponerla en marcha en abril -esta primera fase informativa de la APR de Ciutat Vella- pero no hemos llegado», apuntó en rueda de prensa el munícipe de Compromís. Sobre si ya hay fecha concreta para implementar esta «fase previa», su deseo es activarla «cuanto antes», aunque «no hay previsión aún» ni por tanto fecha concreta.

Grezzi avanzó que él mismo y los técnicos de Movilidad Sostenible están trabajando con las asociaciones de comerciantes, los hosteleros y los vecinos «para que cuando todo funcione perfectamente», en particular, cuando ya esté activa la web y la APP para registrarse en la plataforma de matrículas autorizadas, se ponga en marcha la APR en la fase de pruebas. Grezzi está reuniéndose con distintos colectivos para pulir bien el proyecto y ha participado en foros como el organizado por la CEV -la Confederación Empresarial Valenciana- para aclarar dudas. «Queremos que todo funcione, que todo el mundo conozca las reglas», expuso, al tiempo que confirmó que «hay cosas que se deben terminar».

El edil aseveró que el ayuntamiento habilitará en la plataforma municipal, probablemente en la propia web corporativa, «un área personal para que los autorizados vean qué vehículos tienen» registrados para poder circular por Ciutat Vella y a partir de ahí «gestionar las declaraciones responsables y las matrículas».

«Necesitamos verificar para que todo funcione bien. La fase de pruebas durará un mes», agregó además de asegurar que se informará cuando se esté «ya en fase de funcionamiento», de modo que si alguien no tiene autorizada alguna matrícula será informado para que pueda ponerse al día. «Estamos trabajando para que todo se ponga en marcha» y se pueda dar luz verde a la fase de pruebas de un mes, puntualizó.

«Quisiéramos no sancionar a nadie. Se quiere garantizar el acceso a todo el mundo», comentó el edil, que ha expuesto que cuando se entre a la zona vigilada por cámaras habrá «una señal». Grezzi ha recordado también que cada usuario que circule por Ciutat Vella, por las razones que sean -personales, ocio o trabajo-, dispondrá de un tiempo para informar de la matrícula que ha entrado en la APR y justificar los motivos. Por último, el regidor recordó que la zona restringida al tráfico es «un tema novedoso» y «una cuestión muy técnica». Por ello, se están dando «todos los pasos legales» para crear el marco adecuado para activar el cierre de Ciutat Vella Nord a los coches no autorizados.

Hasta dentro de bastantes meses, cuando arranque a pleno rendimiento la APR, no habrá multas para quienes circulen o aparquen en Ciutat Vella Nord sin permiso. Eso será la segunda fase y la primera aún no tiene fecha.

Compartir el artículo

stats