Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Metrovacesa lleva a los tribunales el bloqueo del PAI de Benimaclet y activa el desalojo de los huertos

Cuestiona la gestión directa por parte del ayuntamiento

Huertos y construcciones precarias en los terrenos del PAI de Benimaclet. | F.B.

Huertos y construcciones precarias en los terrenos del PAI de Benimaclet. | F.B.

Metrovacesa toma acciones legales ante el bloqueo del PAI de Benimaclet por parte del Ayuntamiento de València, gobernado por Joan Ribó (Compromís) en coalición con el PSPV. La promotora, principal propietaria desde 2017 del sector con un 40% del suelo, ha presentado un recurso contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia contra la resolución de febrero pasado de la concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, de no admitir a trámite la propuesta de la Agrupación de Interés Urbanístico (AIU) liderada por Metrovacesa para desarrollar el sector urbanizable de Benimaclet Este, ubicado en la frontera de la ciudad con la huerta. La promotora considera injustificada la decisión y pide la anulación del acuerdo.

No es la única acción legal que ha emprendido la empresa, que también ha activado el proceso judicial para desalojar los terrenos del PAI ocupados ilegalmente con huertos urbanos, que ya exceden con mucho los terrenos cedidos en su día por el ayuntamiento tras un acuerdo con los anteriores titulares del suelo.

La decisión llega tras la ocupación progresiva de los terrenos con nuevas zonas de cultivo, casetas y otras construcciones precarias que suponen un problema de insalubridad y sobre todo de seguridad para las personas. La empresa ha sido requerida en varias ocasiones por el ayuntamiento para mantener limpios sus terrenos, pero «no hemos podido hacerlo porque están ocupados», aduce Metrovacesa, que estima que más de la mitad de las parcelas de su propiedad en este PAI están ocupadas ilegalmente. Entre ellas, está la parcela donde Cuidem Benimaclet llevó a cabo una plantación de árboles en marzo pasado, en la que participó el concejal de Movilidad, Giuseppe Grezzi y cuyo desarrollo no fue impedido por el ayuntamiento pese a la denuncia a la Policía Local de Metrovacesa.

Con el recurso judicial, la empresa presiona para poder desarrollar un sector que lleva décadas atascado y donde el plan general de 1988 prevé 1.400 viviendas. La promotora lamenta la imagen negativa que se está trasladando de su propuesta y la «propaganda» política que rodea una operación «beneficiosa para la ciudad» con unas «condiciones óptimas de desarrollo». «Hemos trabajado con muchos gobiernos, en Barcelona con Ada Colau y en A Coruña, y nunca nos ha pasado lo que ocurre aquí», lamenta un portavoz de la empresa.

Para Metrovacesa no se justifica que después del proceso de participación ciudadana de 2018, el ayuntamiento vuelva a repetirlo, ahora ampliándolo a todo el barrio y circunscribiéndolo a una revisión de toda el área funcional de Benimaclet. Tampoco ve con buenos ojos la promotora la posibilidad de que el ayuntamiento asuma la gestión directa del PAI y advierten de que si se recorta aprovechamiento urbanístico irán a los tribunales.

Compartir el artículo

stats