"Que se convoque un concurso entre artistas y escultores de prestigio para que diseñe una escultura que represente a la pluralidad de movimientos sociales, cívicos y culturales de la ciudad de valencia con el objetivo de tener un monumento identitario, singular y único que aporte valor cultural y arquitectónico a nuestra plaza del ayuntamiento y rinda homenaje a todas las realidades sociales y culturales de la ciudad que se han expresado en la plaza y sustituya al actual monolito instalado". Esta es la moción que se ha aprobado en el Ayuntamiento de València, a propuesta del PSOE y que ha sido apoyada por Ciudadanos. La votación final de esta propuesta planteada por el portavoz socialista Borja Sanjuán implica retirar el monolito que instaló el alcalde Joan Ribó y Compromís, y susituirlo por uno nuevo que debe surgir de un concurso de ideas. Compromís y Vox votaron en contra de esta moción del PSOE, y el PP, se abstuvo, y mantuvo otra moción propia en la que directamente quitar el monolito de la plaza del Ayuntamiento.

Momento en que los concejales de Compromís y Vox votan en contra de quitar el monolito J.P.

Postura de Compromís

Compromís ha lamentado la estrategia conjunta del PSOE, Vox, PP y Ciudadanos, "para retirar el homenaje a los movimientos sociales impulsado desde el gobierno municipal en la Plaça de l'Ajuntament". " El panel informativo instalado es un reconocimiento a diversos movimientos sociales y nos preguntamos por qué eso molesta a quienes deberían representar, precisamente, a una sociedad plural", subraya esta formación. "Les molesta el homenaje a la reivindicación democrática y por el autogobierno, a la lucha feminista, a la cultura y la lengua, a la defensa del territorio y de la huerta, al derecho a la ciudad y a la vivienda, a los derechos LGTBI y por la diversidad, a los derechos de las personas migrantes y refugiadas, a las víctimas del accidente del metro en 2006, a la libertad de expresión, al antifascismo, a la memoria histórica, a la defensa de los servicios públicos, a la solidaridad internacionalista, a las reivindicaciones estudiantiles mientras se les consideraba 'el enemigo', les molesta que gente afín a partidos muy diversos protestara un 15-M de hace ahora justo 10 años contra el bipartidismo y la corrupción. Justo ahora les molesta la lucha contra la corrupción. ¿Cuáles son los nombres que quieren esconder bajo la alfombra de una supuesta polémica por un monolito?", ha indicado Compromís.

Compromís manifiesta la firme necesidad de gobernar escuchando y atendiendo a la ciudadanía y defendiendo el reconocimiento a los movimientos sociales que, por encima de cualquier partidismo, "defienden el interés de toda la ciudad, defendiendo los derechos de todas y todos, entre otras cuestiones, combatiendo activamente la corrupción", ha terminado.

En el debate del pleno, la concejala de Patrimonio Glòria Tello señaló que oyendo al PP no le quedaba otra opción que: "Trasladarme a un mundo paralelo e irreal. Ustedes no tienen memoria", les dijo a los concejales del PP. Desde 2015, durante 24 años, "hemos dado la vuelta al autoritarismo que ustedes representaban". El monolito es "un reconocimiento al 15 M y a todos", afirmó. Para Glòria Tello, este monolito no implica "politizar el centro neurálgico, no, porque el 15 M no estaba a favor de ningún partido". Según Tello, el 15 M se debió a factores y razones como que el paro se disparó en 2011, que se redujo el 5% del sueldo a los funcionarios y mientras se salvaba a los bancos y se multiplicaban los desahucios.

Postura del PP

El PP se ha abstenido en la moción presentada por el PSOE para sustituir el monolito dedicado al 15-M por Ribó en la plaza del Ayuntamiento para facilitar que saliera adelante la moción, han indicado fuentes de los populares. El PP, ha indicado en una nota de prensa, "se ha abstenido tras conseguir que se incluyera la palabra sustitución del monolito y no ha votado a favor porque los populares pedían en su moción la retirada inmediata en su moción votada antes y que los socialistas votaron en contra".

La portavoz del PP, María José Catalá, ha señalado que “no podíamos votar a favor de una moción que no prevé la retirada inmediata del monolito del 15-M, que seguirá en la plaza”, y se comprometió a que si en “2023 cuando si recibo el apoyo mayoritario en las elecciones a la alcaldía de Valencia su retirada será la primera actuación que ponga en marcha. Porque queremos una plaza del Ayuntamiento que no sea politizada como ha pretendido el alcalde Ribó”.

Postura de Ciudadanos

Fernando Giner, el portavoz de Ciudadanos, destacó que finalmente gracias al apoyo de la formación naranja se va a retirar el panel informativo, como lo califica Compromís. Giner subrayó en el debate que en Ciudadanos "nos enteramos que el PSOE se enteró por un debate de televisión de que se iba a poner este monolito". Por ello, lamentó, "queremos un alcalde estadista, no un alcalde activista" que se dedica "a montar un homenaje a la participación y no se lo dice ni a sus propios socios ni a la oposición". "Lo normal sería que usted quitase ese monolito" le espetó a Ribó porque "ese monumento nace pervertido".