Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

València tendrá que devolver al Estado 55 millones cobrados de más

La caída de la actividad económica en 2020 ha hecho caer los ingresos del Gobierno por impuestos y la parte que corresponde a la ciudad, que había sido calculada sin contar con la pandemia

Vista general del pleno municipal. | M.A. MONTESINOS

Vista general del pleno municipal. | M.A. MONTESINOS

El Ayuntamiento de València tendrá que devolver al Ministerio de Hacienda 55 millones de euros cobrados de más en el reparto de los impuestos del estado. Así lo anunció ayer el alcalde, Joan Ribó, que llevó una moción al pleno para instar al gobierno central a que modifique los plazos para la devolución de ese dinero, tal como se hizo en una situación similar en los años 2008 y 2009. En concreto, el alcalde pide que esta devolución se pueda realizar en 20 años, «porque los ayuntamientos necesitamos tener la liquidez suficiente para sufragar los servicios a la ciudadanía que prestamos».

El grupo popular durante el minuto de silencio. | M.A. MONTESINOS

Cada año el ayuntamiento recibe del Gobierno alrededor de 300 millones de euros de los impuestos del Estado, tales como el IVA, IRPF, etc. De hecho, es el principal ingreso municipal. Cuando se elaboran los presupuestos se hace una previsión de esos ingresos y de la parte que le corresponde a cada ayuntamiento. Y una vez cerrado el año se hace una liquidación en la que al consistorio le puede salir a devolver o a pagar, siempre una cifra pequeña.

Joan Ribó y Sandra Gómez llegando al pleno. | M.A. MONTESINOS

Pues bien, para el año 2020 el gobierno y el ayuntamiento hicieron una previsión normal, sin sospechar que la pandemia hundiría la economía y la recaudación del estado, hundiendo también la parte que le corresponde realmente al consistorio. De hecho, cuando se ha hecho la liquidación, al ayuntamiento le ha salido a pagar 55 millones de euros, lo que podría provocar un agujero muy importante en las arcas municipales.En principio, ese dinero se puede devolver en tres años, pero el equipo de Gobierno quiere que sean veinte años, una propuesta que fue apoyada por los grupos de la oposición excepto Vox, que se abstuvo.

«Los ayuntamientos tenemos que volver una parte al gobierno central, y lo haremos, pero necesitamos una flexibilidad que nos permita tener suficiente provisión como sufragar los servicios que prestamos a la ciudadanía», explicó Ribó, quien recordó que en la anterior ocasión, «se hizo de una manera relativamente satisfactoria, y es que los plazos de pago, en lugar de 3 años como está planteado en la ley, se alargaron inicialmente hasta los 10 años y después se prorrogó hasta los 20 años». «Así, el Ayuntamiento de València continúa liquidando todavía parte de aquello que en su momento, en el 2008 y 2009, se tuvo que devolver», dijo el alcalde, que ha pedido que en esta ocasión el plazo de devolución sea el mismo: de 20 años.

La propuesta aprobó sin la enmienda popular en la que la concejala María José Ferrer San Segundo pedía más concreción y reiteraba «la importancia de solicitar la reforma de la ley de haciendas locales».

Compartir el artículo

stats