Las dos campañas de excavaciones que desde 2018 se han llevado a cabo en el solar ubicado frente a los palacios de «Exarchs», junto a la plaza de Brujas y los Santos Juanes, por parte de la iniciativa privada han puesto en evidencia el pasado señorial del entorno del conjunto de los palacios de los «Exarchs». La intervención arqueológica, dirigida por Marisa Serrano (Semar Arqueología) ha sacado a la luz abundantes restos de distintas épocas, entre los que destacan una veintena de enterramientos de la necrópolis romana de la Boatella. Así como abundante cerámica y vajillas del siglo XI y XIII ricamente decorada, pero también capiteles góticos de época bajomedieval. Piezas estas pertenecientes a las casas señoriales que hubo en esta manzana, frente a los actuales palacios dels Exarchs, propiedad de la empresa valenciana Lova Tres, que los convertirá en hotel de lujo. La intención de la empresa, que espera desde hace meses licencias para rehabilitar los palacios y construir el nuevo edificio de apartamentos, es exhibir al menos 60 de las piezas recuperadas, entre las que se cuentan también ánforas, monedas y azulejos pintados a mano inéditos, en las estancias del futuro hotel-museo.