Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos reactivarán la vía judicial para derribar las gradas de Mestalla

La presidenta de la Federación de Vecinos reclama a Compromís y PSPV un acuerdo para exigir al Valencia CF que cumpla y acabe el estadio

El  campo de Mestalla con la ampliación de las gradas al fondo. | M.M.

El campo de Mestalla con la ampliación de las gradas al fondo. | M.M.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, se reunió ayer con el concejal de Hacienda y portavoz socialista, Borja Sanjuan, para abordar el futuro de la ATE de Mestalla y de las dotaciones deportivas pendientes, entre ellas el nuevo polideportivo del barrio de Benicalap. En la reunión la presidenta de los vecinos trasladó al concejal el acuerdo plenario del pasado 28 de mayo de la federación en el que se insta al gobierno municipal del Rialto, formado por Compromís y PSPV, a llegar a un acuerdo para dar una solución a un problema urbanístico enquistado desde hace años.

La presidenta de la Federació d'Associacions Venïnals de València, María José Broseta, se ha reunido este martes con el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, para abordar la situación de la Actuación Territorial Estretégica (ATE) del Valencia CF.

Broseta recordó a Sanjuan que el ayuntamiento debe exigir al club el cumplimiento de sus compromisos con la ciudad, en concreto, en lo que se refiere a la finalización del nuevo estadio, la construcción del polideportivo de Benicalap y las dotaciones previstas en el ámbito del viejo Mestalla. «El Valencia CF debe cumplir estos compromisos con ATE o sin ATE y eso es lo que la federación reclama, más allá de si debe anularse o no, puesto que esta decisión tiene un importante componente jurídico que ahora debe resolver la Generalitat», destacó la presidenta vecinal en alusión a el proceso de caducidad de la ATE activado por la Generalitat y el ayuntamiento y cuyos términos debaten ahora las consellerias de Política Territorial y Economía.

El informe del ayuntamiento en relación a la ATE, remitido hace unas semanas a la Generalitat, desaconseja la prórroga y pone enfasis en el desinterés que ha mostrado el club en todos estos años, algo que para la federación también resulta « inaceptable», apuntó Broseta.

«Lo que nos gustaría es que los responsables de Compromís y del PSPV con competencias en la materia se sentaran y consensuaran una postura común que daría más fuerza a la administración», resaltó Broseta. «Lo que la Federación espera es que esa postura sea la mejor posible para que se puedan concluir todas las actuaciones que el club tiene pendientes y que, insistimos, está obligado a hacer con ATE o sin ATE».

El concejal de Hacienda trasladó a los vecinos que las consellerias de Política Territorial y de Economía, controladas por PSPV la primera y Compromís, la segunda, que ya han evidenciado sus diferentes posturas en relación a la prorroga de la ATE, trabajarán la cuestión «de forma conjunta».

Broseta puso sobre la mesa otra cuestión no menor de la caducidad de la ATE del Valencia, que es la sentencia judicial que declaró ilegal la obra de la ampliación del actual campo de Mestalla, que ganó la federación vecinal y cuya ejecución no se reclamó en espera de la construcción del nuevo estadio.

25

Doce años de obras paradas en el Nuevo Mestalla

La sentencia del Tribunal Supremo de 2005 que declaro ilegales las gradas del viejo Mestalla está directamente vinculada con la ATE y por tanto, apuntó Broseta la federación estudiará con sus servicios jurídicos cuál sería la situación legal en caso de decaer la ATE. «La federación desistió de ejecutarla de buena fe al existir un compromiso para el traslado del estadio», recordó Broseta. La sentencia tiene un plazo de prescripción de 15 años y ya habría caducado. No obstante, la organización vecinal estudiaría mecanismos legales para reactivarla si finalmente se anulara la ATE. En concreto, se plantearía a la sección primera de la Sala que al quedar diferida la ejecución de la sentencia por la entrada en vigor de la ATE, la misma debería volver a cobrar vigencia si el plan urbanístico decayera.

Tanto Broseta como Sanjuan han coindicido en la necesidad de dar solución a la construcción del nuevo estadio y de las dotaciones pendientes comprometidas por el club, en relación, al polideportivo previsto en Benicalap, junto al nuevo coliseo valencianista, cuyas obras llevan paradas más de una década.

Sanjuan asegura que hay «plena coincidencia» con la federación vecinal respecto a la ATE. «El club tenía unas obligaciónes que debían estar cumplidas ya y como no ha sido así no proceden prorrogas automáticas ni gratuita». En caso contrario, añadió el concejal, «debe exigirse una garantía económica al club porque la ciudad en su conjunto no puede cargar con las obligaciones de Meriton». El club debe cumplir con la legalidad. «Y la ciudad debe decir ya basta», remachó ayer el concejal.

Compartir el artículo

stats