Las obras en la Línea 10 de Metrovalencia cortarán desde el lunes 14 y hasta agosto el acceso a la calle Bailén desde la Gran Vía Ramón y Cajal de València, según ha informado el consistorio en un comunicado.

Los trabajos, a cargo de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), supondrán durante un periodo de dos meses el cierre al tráfico rodado del cambio de sentido de la Gran Vía Ramón y Cajal por encima del paso inferior de Germanías y, por tanto, el acceso a la calle Bailén desde esta misma Gran Vía en dirección norte.

Calles cortadas al tráfico en Valencia: Bailén cortada hasta agosto

El sentido sur hacia la estación de Joaquín Sorolla, no obstante, se mantendrá abierto a la circulación. El desvío y acceso a la calle Bailén, que estará bien señalizado al efecto, se podrá hacer por las calles Matemático Marzal o Pelayo. Esta última opción será la única alternativa posible durante los martes, que es cuando hay mercado en la zona.

En cuanto a las líneas de la EMT, tanto la 63 como la 67, modifican su recorrido durante las obras. La línea 63 anula provisionalmente las dos paradas que tiene en la calle Bailén (Bailén-Ermita y Estació del Nord-Bailén) así como la parada en la calle Jesús (Jesús-Pare Jofré), e incorpora dos paradas provisionales en su desvío por Bailén sentido sur, Mestre Sosa y Sant Vicent Màrtir para coger la Gran Vía Ramón y Cajal de nuevo.

En cuanto a la línea 67, se anulan provisionalmente las paradas de Ramón y Cajal-Bailén y Estació del Nord-Bailén, con lo que su recorrido seguirá por el túnel de Germanías, calle Russafa y Xàtiva, vías donde se establecerán las paradas provisionales.

En cuanto a las paradas de Metrobus, se trasladan provisionalmente a la calle Sant Vicent Màrtir número 111 y enfrente de la estación de Joaquín Sorolla.