Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El estudio y restauración de los "ángeles músicos" de la Catedral durará 6 meses

La estructura permitirá acceder a los frescos renacentistas, tomar muestras y realizar las catas

Trabajos de colocación del andamiaje exterior de la catedral visible desde la plaza de la Virgen y la Almoina. | GERMAN CABALLERO

Trabajos de colocación del andamiaje exterior de la catedral visible desde la plaza de la Virgen y la Almoina. | GERMAN CABALLERO

Los trabajos «en altura» necesarios para elaborar el estudio diagnóstico previo a la restauración de la bóveda del altar mayor de la Catedral -que arrancaron este lunes con la colocación de los andamios exteriores- durarán cuatros meses. El estudio previo de la bóveda , adjudicado a la empresa de restauración EMR y dirigido por el arquitecto y restaurador de la Catedral, Salvador Vila, incluye la colocación de una sobrecubierta que permitirá desmontar la cubierta, analizar los revestimientos y rellenos, buscar el foco de las humedad y definir el plan de restauración de las pinturas renacentistas de los ángeles músicos, obra de Pagano y San Leocadio, que decoran el altar mayor de la Catedral.

Los restauradores tratarán de buscar el origen de las humedades que se detectaron en 2019 y están dañando los frescos, una de «joya» del patrimonio valenciano con casi 800 años de antigüedad que atrae a miles de visitantes.

El plazo de ejecución del estudio previo de la cubierta y la bóveda del altar mayor, en cuyo interior se empezarán a instalar la semana próxima los andamios, son cuatro meses, que se alargarán hasta seis para el desmontaje de los andamios.

La intención del restaurador de la Catedral es poder hacer de manera «correlativa» el estudio de diagnóstico y el proyecto de restauración, que requiere el aprobado de la Conselleria de Cultura, para evitar así tener que poner y quitar los andamios.

Las humedades y eflorescencias salinas que dañan los frescos del siglo XV han aparecido justo donde ya se detectaron en la restauración anterior de las pinturas en 2007, cuando se decidió dejar a la vista la bóveda renacentista de los ángeles músicos, oculta durante siglos bajo la bóveda barroca. En el equipo de restauración de Salvador Vila estarán también el arquitecto y experto en patrimonio histórico Javier Catalá la y Fernando García Diego, profesor de Física de la Universidad Politécnica, responsable del proyecto de monitorización con sensores de la bóveda de los ángeles, que ahora se actualizará y reactivará. El andamio interior, que no se apoyará en el suelo, sino en grandes vigas que apoyarán en los vanos de las ventanas de la cúpula, previa retirada de las vidrieras, permitirá acceder a las pinturas para tomar muestras de las eflorescencias con el objeto de analizarlas y realizar además catas en las zonas de ventilación de la bóveda. La idea con este andamiaje aéreo es no impedir la liturgia y actividad normal de la Seo.

Compartir el artículo

stats