Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los auditores avisan: La EMT debería incluir 10,5 millones más en su pasivo

El informe de Auren advierte que debería hacer una provisión por el dinero que le reclama Hacienda

Imagen de archivo del consejo de administración de la EMT, con Grezzi, de pie. | GERMÁN CABALLERO

Imagen de archivo del consejo de administración de la EMT, con Grezzi, de pie. | GERMÁN CABALLERO

Los auditores externos que fiscalizan las cuentas de la Empresa Municipal de Transportes de València, correspondientes al ejercicio de 2020, han advertido en su escrito de conclusiones que la mercantil presidida por el concejal Giuseppe Grezzi debería reformular sus cuentas e incluir una provisión de fondos para hacer frente a la reclamación de 10,5 millones de euros que le ha realizado la Agencia Tributaria.

Tal como explica el informe de la auditoría y consultora Auren, «la Entidad -la EMT- no ha reformulado las cuentas anuales como consecuencia de esta acta -la realizada por la Agencia Tributaria-, ya que se trata de un acta de liquidación provisional por lo que cabe un trámite de alegaciones y en su caso, posteriores recursos en vía administrativa y judicial, con lo que entiende que así se puede demostrar que ha aplicado la normativa de manera correcta». No obstante, advierten los auditores, «estimamos que, debido a la conclusión desfavorable de la inspección», la EMT «debería haber registrado la provisión de riesgos correspondiente». Por tanto, el pasivo de la empresa municipal «se encuentra infravalorado en 10.536 miles de euros y el resultado del ejercicio sobrevalorado por el mismo importe, al 31 de diciembre de 2020».

Tal como relatan los auditores, «con fecha 16 de julio de 2020 se iniciaron actuaciones inspectoras por parte de la AEAT sobre el Impuesto sobre el Valor Añadido, limitado al devengo del mismo en las operaciones subvencionadas por las Administraciones Públicas durante los periodos comprendidos entre abril de 2016 y noviembre de 2017». La EMT, según argumenta a la propia auditora, «no espera sanciones derivadas de esa actuación dado que considera que ha aplicado la normativa de manera adecuada y en consecuencia no ha registrado ninguna provisión al respecto». Con todo, el criterio de los especialistas de Auren es que ese dinero se debería haber consignado ya en el pasivo, como pérdidas del ejercicio.

Por su parte, el concejal del PP Carlos Mundina señala que la advertencia de la auditoría «demuestra la falta de planificación y el empecinamiento de Grezzi y de la dirección de la EMT de no proteger la entidad que se encuentra en la UCI, en quiebra y como señalan los propios auditores, los ingresos de la Sociedad no cubren los gastos», abundó el consejero del PP en la EMT. Igualmente, lamentó el representante popular «en 2020 se han adjudicado a dedo más de 1.100 contratos en la EMT».

Por último, para el portavoz de Ciudadanos Fernando Giner, «la auditoría de EMT deja claro que la comisión de investigación por el fraude de los 4 millones de euros no ha servido para nada», porque la mercantil, «según la auditoría, sigue teniendo unos parámetros de ciberseguridad insuficientes», remarcó.

Compartir el artículo

stats