Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento deslegitima a Camps para reclamar la reactivación del PAI de la Fórmula 1

Una resolución municipal recuerda al aspirante a alcaldable que la legalidad urbanística no está en riesgo

El circuito de F1 sin uso y 
abandonado desde 2013.  f.b.

El circuito de F1 sin uso y abandonado desde 2013. f.b.

El Ayuntamiento de València ha rechazado el escrito que presentó el pasado 7 de mayo el expresidente de la Generalitat, Francisco Camps, en el que solicitaba la ejecución del convenio urbanístico firmado en septiembre de 2007 entre el Ayuntamiento de València y el Ente Gestor de Transporte de la Generalitat para la construcción del circuito de la F1. Un controvertido convenio, por el que Camps (firmante del mismo junto con Rita Barberá) fue procesado en 2019, en el que se incluyó el trazado de la F1 como calles del futuro PAI del Grao. Una jugada con la que se cargó parte del coste de la infraestuctura, en concreto 42 de los 89 millones de euros que acabó costando, a los propietarios del suelo de este sector urbanístico.

El ayuntamiento rechaza, en una resolución de siete folios firmada por la concejala de Economía, Pilar Bernabé, por delegación de la vicealcaldesa, Sandra Gómez, la petición de Camps de ejecución del PAI y desmonta la pretensión del expresidente de hacer valer la acción pública para exigir el cumplimiento de las previsiones del citado convenio urbanístico. Una petición enmarcada en la campaña del expresidente para promocionar su propia candidatura a la alcaldía de la capital.

El gobierno del Rialto, formado por Compromís y PSPV, responde así a la petición que Camps también planteó al presidente Ximo Puig, a quien también instó el mes pasado a exigir al Ayuntamiento de València el desarrollo del PAI del Grao y el pago de la inversión que la Administración autonómica adelantó para desarrollar las dos «avenidas» del circuito de F1, en la actualidad un espacio sin uso, cerrado con vallas y cada vez más degradado, donde proliferan la maleza y los escombros.

El ayuntamiento inadmite la solicitud de Camps de ejecución y cumplimiento del convenio de la F1 por «no resultar de aplicación la acción pública en materia urbanística y carecer de legitimación». Igualmente, acuerda «desestimar la solicitud de personación en todos los expedientes que puedan existir en relación al cumplimiento del citado convenio, por no tener la condición de interesado» en ninguno de los supuestos previstos por la ley de la jurisdicción Contencioso-Administrativa.

El tercer supuesto de derecho a la información pública al que Camps invoca si es tenido en cuenta y el ayuntamiento responde con la información del estado actual de tramitación del convenio y del PAI del Grao, en la actualidad en espera de resolverse la petición de la gestión directa del desarrollo por parte de los propietarios del suelo.

La concejala de Desarrollo Económico, Pilar Bernabé, lamentó que mientras el Ayuntamiento «trabaja para dar respuesta a la crisis de la Covid y se ha convertito en un referente en la gestión sanitaria, social y económica, en el PP siguen buscando liderazgo a costa de generar incertidumbre». Bernabé pidió ayer al PP que «deje de utilizar València para que sus dirigentes hagan campañas personales». «Si buscan liderazgo para la ciudad, que Francisco Camps y María José Catalá lo resuelvan en un congreso». El PP debería «pedir perdón por el lastre que ha supuesto para la ciudad la F1» y que podría «costar a las administraciones más de 45 millones de euros». Por tanto, reclamó a los populares que «no metan a los valencianos y valencianas en sus luchas internas porque lo que necesitan es el trabajo y el esfuerzo del Ayuntamiento».

Compartir el artículo

stats