Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Academia de San Carlos avala la reclasificación de suelo en Penya-roja

Los vecinos irán a la vía judicial para parar la permuta de Tabacalera

La Academia de San Carlos avala la  reclasificación de suelo en Penya-roja

La Academia de San Carlos avala la reclasificación de suelo en Penya-roja

La Real Academia de Bellas Artes de San Carlos considera que la recalificación urbanística para pasar de zona verde a residencial una parcela del barrio de la Penya-roja, incluida en la operación de regularización de la permuta de la Tacabacalera, «no afecta a ningún bien patrimonial». En concreto, la Real Academia dictamina sobre el conjunto de las naves de la Cros, en contra de lo que apuntan los vecinos afectados por la construcción del nuevo bloque de hormigón.

Esa es la respuesta que la Academia de Bellas Artes ha dado a la Asociación de Vecinos del Barrio Penya-roja que en julio de 2020 pidió «amparo» a la Academia para instar a la Dirección General de Patrimonio a ampliar la protección del conjunto industrial de las naves de la Cros y paralizar asi la recalificación de la citada parcela, situada en la calle Tres de Abril, prevista en la modificación puntual del PGOU de València que tramita la Concejalía de Desarrollo Urbano en la manzana de la Antigua Fábrica de Tabacos.

En su informe, la Real Academia concluye que «el diseño y composición de la edificación» de 13 alturas que se vaya a levantar en el futuro en la pastilla de suelo reclasificada en la calle Tres de Abril, junto a las naves de la antigua fábrica Cros, se desconoce, por lo que evita pronunciarse sobre su impacto.

Los vecinos de Penya-roja han pedido apoyo a siete órganos consultivos y universidades para intentar frenar la edificación de dos pastillas dotacionales (una la de la calle Tres de Abril y otra situada en la calle Penya-roja) prevista en la regularización de la permuta de Tabacalera. De momento, solo la Real Academia de San Carlos les ha respondido aunque no del modo que esperaban los vecinos, que confían ahora en la vía judicial para intentar parar la operación que permitirá a Gualdalmedina construir los bloques de viviendas previstos en Micer Mascó en el entorno de la avenida de Francia.

La academia de San Carlos, cuyo presidente, Manuel Muñoz, avaló en su etapa como director general de Patrimonio de la Conselleria de Cultura, los derribos parciales en la Tabacalera, asegura que las naves de Cros carecen de ámbito histórico-artístico y no están incluidas en el Inventario General de la Generalitat. La parcela a recalificar está frente a la nave de hormigón de la Cros, cedida a la iglesia, de la que se separa casi diez metros y linda con la calle Tres de Abril. «Está alejada de la nave más antigua», de madera (propiedad municipal, destinada a polideportivo). El informe del órgano consultivo en materia de patrimonio histórico de la Generalitat expone que el estudio de integración paisajística tramitado por el ayuntamiento incluye una figuración del futuro edificio en forma alargada que quedaría frente a la fachada lateral de la segunda nave de la Cros, si bien apunta que es «una infografía» no vinculante. Recuerda que las naves Cros están catalogadas en el PGOU de València de 1988 con protección nivel 2 bis, «por su peculiaridad constructiva física» sin llegar al nivel BIC que obligaría a definir un entorno protegido a su alrededor. La normativa exige, apunta la academia, que las construcciones próximas a estos edificios catalogados se «adecuen en su diseño y composición a los elementos protegidos, armonizando con ellos y sin crear barreras visuales».

Según la academia, la «recalificación que se pretende es una decisión urbanística de competencia municipal, sin que en la documentación presentada se prejuzgue la formalización de la una nueva edificación». La institución cultural, no obstante, sugiere que se condicione la nueva edificación a «no cegar la visualización de la nave más cercana desde su entorno, tal como prescriben, con carácter general, las Normas Urbanísticas del PGOU», aunque «sin entrar en su edificabilidad o alturas», matiza. El gobierno del Rialto aprobó en 2019 la modificación del plan general para regularizar la permuta de Tabacalera impulsada por el gobierno de Rita Barberá y anulada por especulativa por el Tribunal Superior de Justicia. La Conselleria de Política Territorial ya ha dado el visto bueno a la operación, contra la cual los vecinos de Penya-roja han presentado un recurso contencioso-administrativo al entender que existen irregularidades.

Compartir el artículo

stats