Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ribó insiste en reutilizar la Torre de Miramar como rocódromo y zona de parkour

El alcalde planea sacar a concurso público la infraestructura de 45 metros de altura para que albergue deportes urbanos

La Torre de Miramar se ha convertido en un espacio urbano muy deteriorado. | F.CALABUIG

La Torre de Miramar se ha convertido en un espacio urbano muy deteriorado. | F.CALABUIG

El alcalde de València Joan Ribó sigue adelante con su plan para reutilizar la Torre de Miramar y su entorno como rocódromo, y también como futuro espacio para acoger actividades urbanas al aire libre como parkour, calistemia, danza o skate. De hecho, el Ayuntamiento de València y el propio alcalde tienen la idea de poder sacar esta infraestructura a concesión pública para convertirla en «punto de atracción» como ya ocurre dijo, en otras ciudades, de personas interesadas en los deportes urbanos.

El consistorio está en conversaciones con diferentes entidades, 3 asociaciones, federaciones (como ayer con representantes de la Femecv), incluso particulares buscando una idea que le ayude a promocionar una licitación. «El objetivo por encima de todo es regularizar finalmente la recepción de este disparate ideado por el anterior gobierno del PP y heredado por el actual Consistorio», remarcó Ribó. De momento, ayer trascendió que el Ayuntamiento de València y la Demarcación de Carreteras del Ministerio del Estado han logrado un acuerdo para mejorar el deteriorado entorno de la Torre de Miramar.

Eso sí, la edificación de 45 metros, por el momento, queda fuera de las actuaciones y del convenio, que han pactado ambas las administraciones. Ahora bien Ribó espera que el nuevo acondicionamiento del entorno «permita generar una expectativa entre posibles interesados para gestionarla -la torre- en régimen de concesión pública».

A corto plazo, el organismo dependiente del Ministerio de Transportes va a efectuar las primeras obras de emergencia para cerrar los pasos inferiores de peatones y adecuar los pasos superiores. Más adelante se firmará un convenio entre el consistorio y Carreteras.

Toda la actuación es muy importante porque permitirá adecuar toda la rotonda y el entorno de esta gran estructura de 45 metros, que hoy está muy deteriorada y ofrece una pésima imagen de la ciudad. No en vano, la Torre Miramar, está enclavada en la rotonda de la autovía V21, que conecta con la carretera de Barcelona.

El alcalde se reunió con representantes de la Federación de Deportes de Montaña y Escalada de la Comunitat Valenciana y les informó de su proyecto de utilizar la enorme infraestructura como rocódromo. En cuanto al ámbito de actuación, la intervención, que se llevará a cabo en el tramo de conexión de la Ronda Norte de València y la autovía V21, incluye el estanco principal con la Torre Miramar con una rotonda de 7.200 m².

50 posibles actuaciones

Por un lado, el Ayuntamiento de València ha solicitado la realización de cerca de 50 actuaciones inmediatas a ejecutar y costear por la Demarcación de Carreteras «para mejorar la utilidad, la accesibilidad, la seguridad y el mantenimiento del estanco principal, la fuente rectangular y el paso subterráneo con diferentes intervenciones como por ejemplo el cierre y la eliminación de los accesos subterráneos».

El consistorio también pide el desmontaje de las pasarelas inferiores de peatones, la habilitación de recorridos accesibles por el estanco principal, o la limpieza y eliminación de riesgos del recinto interior. Por otra parte, el ayuntamiento también solicita el cierre de los agujeros de forjado, desagües de fondos, trabajos de jardinería de poda y reposición, así como la anulación de estancos y de la fuente rectangular, alumbrado y de los pasos de peatones semafóricos.

A la vez se inician los trámites entre ambas administraciones para formalizar un convenio de colaboración entre el Ministerio de Transportes y el Ayuntamiento de València donde se determinan el resto de actuaciones concretadas en un proyecto a elaborar por los servicios municipales y financiado de los Presupuestos Generales del Estado.

El convenio servirá para recepcionar finalmente en condiciones la obra urbanizadora, es decir, «la parte superior de la infraestructura viaria, y definir su mantenimiento, gestión de aguas, titulares suministros y otros compromisos entre las partes», finalizó el alcalde.

Compartir el artículo

stats