Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos y hosteleros aplauden el bulevar de Guillem de Castro

Los vecinos valoran la semipeatonalización de la ronda interior si va acompañada de mejor transporte público

3

Así será el bulevar de la cultura, la ronda interior de València Levante-EMV

El proyecto de semipeatonalización de la ronda interior de València, desde la plaza de Toros hasta Guillem de Castro, suscita opiniones enfrentadas aunque vecinos y hosteleros de la zona lo apoyan de manera generalizada, incluso el comercio de proximidad, como fruterías y hornos lo valoran positivamente. Otros establecimientos, como clínicas, despachos de abogados o tiendas de suministro con un porcentaje elevado de clientela de fuera de València se opone abiertamente a la medida, al menos entre tanto no haya un transporte público competitivo «en precio y frecuencia».

Vecinos y hosteleros aplauden el bulevar de Guillem de Castro | R.L.V.

El futuro bulevar cultural con un 60% de espacio peatonal y un único carril para el tráfico privado anunciado por la Concejalía de Desarrollo Urbano fue valorado ayer por la presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, quien aseguró que «todo lo que sea ganar espacio en la ciudad para los peatones es una medida que vamos a apoyar», aunque puso reparos, como el hecho de encontrarse con la propuesta ya hecha sin un proceso de participación y consulta previo. «Queremos ser partícipes desde el minuto cero porque a priori nos genera algunas dudas». Interrogantes referidas a la red de transporte publico y las líneas de la EMT, y también sobre la reordenación del tráfico. «Si sacan el tráfico de la ronda y lo llevamos a la gran vía Fernando el Católico estaremos colapsando la segunda», señaló la portavoz vecinal, quien recalcó que en todo caso si se amplían aceras que se haga para uso ciudadano «no para ampliar las terrazas de la hostelería». Al mismo tiempo que recordó que al pequeño comercio, «si queremos ayudarle» hay que «darle alternativas para que los clientes puedan llegar».

Vecinos y hosteleros aplauden el bulevar de Guillem de Castro | R.L.V.

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, por su parte, acogió con cautela la propuesta del bulevar verde y peatonal de la ronda interior. Consideran en general que hay «otras prioridades» y les preocupa la supresión del túnel de Guillem de Castro con Àngel Guimerá.

Vecinos y hosteleros aplauden el bulevar de Guillem de Castro | R.L.V.

La semipeatonalización de la ronda interior será, a juicio de los comerciantes, una «acción centrifugadora de movilidad» que debería plantearse, en todo caso, una vez estuvieran ya ejecutados los ejes conectores transversales del centro histórico con los distritos.

A juicio de la entidad que aglutina al pequeño comercio del centro, muy crítica con acciones anteriores como la peatonalización de la plaza del Ayuntamiento, son más prioritarias otras acciones como el proyecto del eje que discurre desde la plaza España hasta Brujas o el eje conector de la calle Quart por su importancia patrimonial. «A fecha de hoy, desconocemos cómo se va a resolver». Para la asociación, el bulevar es una actuación «precipitada que puede ocasionar un perjuicio al ser una acción centrifugadora, siendo que el transporte público además sigue siendo muy deficitario». Los comerciantes reclamaron ayer más coherencia en las intervenciones urbanísticas y coordinación entre las concejalías de Desarrollo Urbano, dirigida por el PSPV, y la de Movilidad, en manos de Compromís.

Compartir el artículo

stats