Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un informe constata la caída de los delitos, sobre todo hurtos y drogas

Cree que la sensación de seguridad entre los vecinos es alta

Agentes de la Policía Local en un control en València. | LEVANTE-EMV

Agentes de la Policía Local en un control en València. | LEVANTE-EMV

Varios barrios de València se han quejado en las últimas semanas de la falta de seguridad en sus calles y algunos de ellos, incluso, ha organizado protestas para hacerse oir ante el Ayuntamiento de València y el conjunto de las Fuerzas de Seguridad, como es el caso de Benimàmet, la Malva-rosa y Orriols. También la oposición, especialmente el Partido Popular, ha tomado la bandera de la inseguridad y se ha sumado a estas manifestaciones pidiendo responsabilidades en el equipo de Gobierno, sobre todo, por el aumento de los robos en viviendas y locales, que en el primer trimestre han aumentado un 46 y un 7 por ciento respectivamente. Desde la Concejalía de Protección Ciudadana, sin embargo, se asegura que la ciudad es segura, que los datos de delincuencia evolucionan favorablemente, que los datos utilizados por la oposición son muy parciales y que la sensación de seguridad del vecindario es muy alta. De hecho, solo 2 de cada cien vecinos citan la seguridad ciudadana cuando se les pregunta qué mejorarían en la ciudad y en los barrios.

Según el último informe de la Policía Local sobre la seguridad de la ciudad, realizado en base a los datos oficiales del Ministerio de Interior, en el primer trimestre del año, comparado con el primer trimestre de 2020 (prepandemia), las infracciones penales han bajado un 1,1%; y si se hace una comparación con los últimos años (siempre el periodo de enero a marzo) se observa una bajada de alrededor de 10 puntos, pues en 2016 el número de infracciones penales fue de 11.585 y este año ha sido de 10.459.

En el desglose de los datos es verdad que se observa un incremento del 46,2% de los robos con fuerza en domicilios respecto al año pasado, así como un 7% en los robos en establecimientos y otras instalaciones. También se incrementan notablemente, en línea con todo el país, las agresiones sexuales, un problema que la Policía Local cree que merece una reflexión amplia con el conjunto de la sociedad para implementar medidas transversales y no solo policiales.

Pero los datos constatan igualmente un descenso del 21% en las reyertas; un 16% en los robos con intimidación, un 12,9% en los hurtos, un 13,4% en el robo de vehículos, o un 40% en el tráfico de drogas.

En total, los datos de delincuencia van cayendo año a año y en este primer trimestre lo ha hecho en un punto, por tanto el informe de la Policía Local de València constata que se está en la buena senda, sobre todo en los delitos sobre los que tiene una competencia directa la Policía Local, como el menudeo de drogas, hurtos, robo d e vehículos, robos con intimidación, etc.

Constatan, así mismo, que durante la pandemia la ciudad de València ha sido una de las que mejores datos ha registrado en temas de seguridad, situandose en el puesto 7 de los 27 municipios de más de 30.000 habitantes.

Finalmente, el informe de la Policía Local de València echa mano de los últimos barómetros de la ciudad para constatar que la delincuencia no es un problema prioritario en la ciudad. En octubre de 2020 solo el 1,9% de los encuestados se inclinaron por mejorar la seguridad ciudadana cuando se les preguntó sobre las actuaciones urgentes que deberían abordar las administraciones en la ciudad de València. Y a la pregunta de qué se debería mejorar en la ciudad y los barrios, correspondiente a la encuesta de abril de 2021, sólo un 2,2% responde que se debería mejorar la seguridad ciudadana.

Es más, el 68% de los valencianos creen que València es una ciudad muy agradable para vivir, con una valoración media de la seguridad de 7 puntos sobre 10 en la ciudad en general y de 6,8 en los barrios.

Compartir el artículo

stats