Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Sociedad Parque Central da el visto bueno al nuevo canal de acceso

Fomento presenta a la entidad la remodelación de la estación provisional y el soterramiento de vías - El plan, que incluye el derribo del paso elevado de Giorgeta, sale ahora a exposición pública

El Parc Central con la primera fase ejecutada y la estación provisional Joaquín Sorolla. | VSPC

El Parc Central con la primera fase ejecutada y la estación provisional Joaquín Sorolla. | VSPC

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) presentó ayer en una reunión telemática a la Sociedad València Parque Central el nuevo proyecto del canal de acceso, una obra básica y de carácter «prioritario» que ahora saldrá a exposición pública y dará un impulso definitivo a la reordenación arterial ferroviaria de València y al plan urbanístico del Parc Central. La reunión de la comisión técnica celebrada ayer fue «fructífera», según explicaron los socios, y dio su visto bueno al nuevo plan.

A pesar del retraso en la presentación del nuevo canal de acceso a un solo nivel, encargado hace ya dos años, que exigirá además la remodelación y ampliación de la estación provisional Joaquín Sorolla, el Ministerio de Transportes mantiene la previsión de licitar las obras de soterramiento de las vías del tren desde el bulevar sur hasta el puente de Giorgeta a finales de 2021. La finalización de la infraestructura, prevista para 2025, se espera ahora para 2026.

En la reunión que mantuvieron ayer por la mañana los representantes de Adif, Renfe, la Generalitat y el Ayuntamiento de València se dio cuenta del proyecto de remodelación de la actual estación provisional, donde el Gobierno invertirá 33 millones de euros, y en la que se ampliarán andenes y vías para dar cabida a un aumento de viajeros que se espera con la puesta en servicio del canal de acceso y la entrada de nuevos operadores privados de la alta velocidad. La remodelación de la estación contempla ampliar la zona de aparcamiento de taxis, para mejorar las conexiones de la estación provisional con el centro, en espera de que se construya la futura estación central intermodal.

El nuevo proyecto del canal de acceso, que se ha ajustado para abaratarlo y cuyo coste aún así se estima en 400 millones de euros, saldrá a exposición pública este mes de julio.

Entre las características de las obras destaca la compatibilidad de la ejecución de las mismas con la prestación de los servicios ferroviarios debido a su ejecución en varias fases. Las obras también incluyen una remodelación de la estación Joaquín Sorolla para trasladar los andenes de 400 metros para que el soterramiento pueda alcanzar la longitud necesaria que permita la demolición del Viaducto de Giorgeta y la unión en superficie de las avenidas de Giorgeta y de Peris y Valero.

Convenio de cofinanciación

En la reunión se expusieron también los condicionantes ferroviarios para compatibilizarlos con las actuaciones urbanísticas y de tráfico necesarias para acometer las obras. Las obras del canal de acceso obligarán a crear vías provisionales para no interrumpir la circulación de los trenes y desvíos del tráfico. Otra de las complicaciones del túnel es el colector de aguas residuales que atraviesa el ámbito desde la calle San Vicente y afecta a una de las parcelas que ocupará el túnel y que, por tanto, tendrá que ser desviado.

El calendario que maneja el Ministerio de Fomento para el canal de acceso es sacar el proyecto a información pública en julio, abriendo así un periodo de alegaciones. Antes de que finalice el año se presentará la maqueta del proyecto constructivo para supervisión y aprobación definitiva, con lo cual las obras podrían arrancar en 2022.

A lo largo del mes de julio está previsto que el ayuntamiento remita el estudio de movilidad y el esquema de la planta viaria al ministerio. También está previsto que el Ministerio de Transportes presente en este mes el convenio de cofinanciación de la infraestructura, que financiarán según los acuerdos de 2019 al 50% el Gobierno, y al 25% las administraciones local y autonómica.

Ya para septiembre se presentarán los trabajos del diseño de elementos en superficie en una nueva reunión de la comisión técnica. El esperado soterramiento de las vías ferroviarias que separan los barrios de Russafa, Malilla y la Cruz Cubierta tendrá un proyecto definitivo antes de que finalice este año, según lo expuesto ayer por los responsables del ministerio y Adif a las administraciones locales.

Compartir el artículo

stats