La segunda avería espectacular en un autobús de la EMT en apenas 3 días volvió a generar ayer un aluvión de críticas contra el concejal y presidente Giuseppe Grezzi. Desde luego es cuanto menos extraño que tras arder un bus el viernes en plena marcha, ayer se volviera a averiar otro, en la Avenida de Aragón, que generó una gran columna de humo visible desde gran parte de la ciudad. El concejal del PP Carlos Mundina exigió a Grezzi que dé la cara y explique los motivos de la cadena de incidentes que sufren los autobuses de la EMT. «Exigimos explicaciones y que se haga una revisión en profundidad para conocer el estado de la flota. Hay que garantizar la seguridad de los trabajadores y viajeros», subrayó. El regidor del PP en el Ayuntamiento de València denunció que la EMT «registra una media de 223 incidencias al mes. Hasta abril se habían registrado 903 incidentes en línea y esto es un suma y sigue», recalcó. «Ya es el momento de que se explique claramente qué sucede en la compañía, porque no son normales estas cifras. El incidente de hoy aumenta el desprestigio de la empresa», lamentó.

Sobre este asunto, el edil de Ciudadanos Narciso Estellés comentó en que estos incidentes «ya exceden de la casualidad» y ha urgido a que Grezzi de una explicación lógica «sobre por qué la EMT lleva casi un año dando titulares de desastres y accidentes». «La gestión de las líneas está siendo un desastre, la gestión económica una ruina y ahora, parece ser que también la gestión del mantenimiento de los autobuses y de las instalaciones deja mucho que desear. Grezzi presume de bajar la edad media de la flota gracias a la compra masiva de autobuses, sin embargo los percances se van a acumulando», concluyó.