Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aarón Cano | Concejal de Protección Ciudadana.

Aarón Cano: "La nueva ordenanza atacará los casos de odio que escapan a la ley"

La normativa, que se presentará en septiembre, pretende garantizar la diversidad sexual y cultural, además de asuntos como la mendicidad, el botellón o los excrementos de mascotas

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València. | F. BUSTAMENTE

Aarón Cano, concejal de Protección Ciudadana del Ayuntamiento de València. | F. BUSTAMENTE

La lucha contra el botellón en plena pandemia y la futura Ordenanza de Convivencia son los asuntos que más ocupan en este momento a la Policía Local de València. Su responsable político, Aarón Cano, advierte que el virus sigue entre nosotros y de la futura ordenanza destaca su implicación en la lucha contra el racismo o la homofobia.

La pandemia ha sido muy dura para todos y la Policía Local ha estado en primera línea, con la responsabilidad de hacer cumplir la norma. ¿Qué balance hace de este año y medio?

El balance en líneas generales es bueno, la plantilla de la policía local ha estado al nivel que le ha exigido la ciudad. Comenzamos en febrero/marzo con la Pandemia sin saber muy bien a qué nos enfrentábamos. Pero seguimos pensando que esto no ha acabado. El balance, por tanto, lo haremos al final.

¿Se han sentido desbordados en algún momento?

No, la sociedad valenciana ha sido mayoritariamente muy responsable. Junto a esto, afortunadamente, la gestión de los recursos humanos y la profesionalidad de la plantilla de la Policía Local ha conseguido que la afección del virus en la plantilla haya sido muy baja, eso ha hecho que hayamos afrontado todo esto con relativa calma.

El botellón es ahora uno de los principales quebraderos de cabeza. Lo ha sido siempre, pero ahora más por los contagios entre jóvenes. ¿Que se puede hacer desde el punto de vista policial?

Lo que es evidente es que no podemos esperar resultados diferentes si siempre hacemos lo mismo. El trabajo policial, se va a desplegar en varias líneas, el clásico de dispersión y sanción a locales que no cumplen la norma, los trabajos de la mesa de convivencia y el desarrollo de la ordenanza de convivencia. Pero debemos recordar que este es un problema que transciende de lo estrictamente policial por las connotaciones sociales y pedagógicas que subyacen. Por ese motivo, hemos implicado a otras delegaciones y a todos los sectores sociales en la mesa de convivencia.

El botellón es, como dice, uno de los asuntos que se abordarán en la futura ordenanza de Convivencia. ¿En qué momento está esa ordenanza?

Lo que trataremos desde la ordenanza es hacer frente a las consecuencias, es decir, a las molestias vecinales. Buscamos vías alternativas para poder ser más operativos a nivel policial y desde el procedimiento sancionador, el consumo como tal se aborda en la Ley de Salud de la Comunitat Valenciana, donde se establecen los límites a la venta y consumo de bebidas alcohólicas. En cuanto al estado de esta ya se incluyó dentro del Plan normativo Municipal del 2021 y para este próximo mes de septiembre tenemos previsto realizar la consulta pública.

¿Cuáles serán las novedades de esa ordenanza?

Esta ordenanza está pensada para garantizar derechos fundamentales de tal forma que penalizará acciones y actitudes que se escapan al código penal y quedan hoy impunes. Se buscará garantizar la diversidad cultural, sexual o religiosa evitando así todo tipo de comportamiento que suponga una vulneración a la dignidad y al respeto. El Objetivo prevenir y actuar frente a situaciones de suponen una discriminación por motivos xenófobos, racistas, sexistas, homofóbicos o de cualquier otra índole.

¿Pero esta ordenanza baja también a otros «pequeños» asuntos, no?

La ordenanza recoge diversas problemáticas de convivencia como son, aparte de las antes citadas: la degradación visual del entorno urbano mediante grafitis o pintadas, usos impropios y el deterioro del espacio público, ocupación del espacio público por conductas que adoptan formas intrusivas de mendicidad, consumo de bebidas y/o alimentos, actividades de ocio no autorizadas en espacios públicos alterando la convivencia, necesidades fisiológicas y por último disposiciones relativas a las deposiciones y micciones de mascotas.

Tengo entendido que se había retrasado para introducir algunas medidas orientadas al control de la pandemia. ¿Es así? ¿Cuáles?

En un primer momento así lo hicimos, pero el decreto de la Conselleria creó una buena red de tipificaciones de sanciones administrativas y control de acciones que no hacían necesaria la modificación de la ordenanza. También valoramos la inclusión de algún articulado en previsión de una futura pandemia, pero finalmente lo descartamos porque no lo veíamos legalmente útil.

Todo este trabajo del último año se ha hecho con una merma de plantilla importante en la Policía Local. Los sindicatos han sido muy críticos. ¿En qué momento nos encontramos?

Nos encontramos en un momento clave, somos rehenes de una situación que provocó el Partido Popular, pero lejos de caer en el lamento o en el llanto inútil estamos poniendo remedio a esta situación. La oposición que tenemos en este momento en marcha finalizará en diciembre de este año, de tal forma que podremos decir que ha sido la oposición de policía local más rápida de la historia. Esto supondrá que en mayo/junio del año que viene se incorporen 181 policías más, esperamos poder anunciar en breve la incorporación de 53 policías que forman parte de esta oposición por el turno de movilidad, por lo que la incorporación será de 234 nuevos agentes.

¿Es posible alcanzar un nivel de efectivos suficiente para atender todas las necesidades de la ciudad?

Es posible, junto a esta oposición que le acabo de nombrar para finales de este año convocaremos una nueva oposición con 42 agentes más para la plantilla de policía local que se incrementará con las jubilaciones del año en curso. Como le he dicho anteriormente, estamos deshaciendo un entuerto. Esto también es la herencia de Rita Barberá.

Por cierto, uno de los asuntos que están sobre la mesa de la FEMP es ampliar las competencias de la Policía Local. ¿Podría concretar en qué asuntos?

Las policías locales en toda España tienen un muy alto nivel de profesionalidad, y especialmente durante la pandemia han demostrado que buena parte del peso de la seguridad de nuestros territorios ha recaído sobre ellas. Creo que esta pandemia debe iniciar un proceso de cambio en sus competencias para dotarlas de más capacidad y así mejorar la seguridad de nuestras ciudades.

Compartir el artículo

stats