"Tendría que ocurrir un drama para que no se hicieran las Fallas". Con esta contundencia se ha pronunciado el presidente de la Interagrupación de Fallas, Guillermo Serrano, acerca de la incertidumbre que existe en las comisiones por el crecimiento de la pandemia y la proximidad de esa primera semana del mes de septiembre. "Estamos en contacto permanente con el Ayuntamiento de València y con la Conselleria de Sanitat y "nos trasladan tranquilidad". "Ellos creen que el pico será la semana pasada y ésta y que a partir de aquí bajará", asegura.

En realidad, las palabras del presidente de la "Inter" son una especie de bálsamo en medio de la incertidumbre. Las comisiones quieren organizar comidas, pasacalles, ofrenda y no saben muy bien a qué atenerse. Y tampoco los falleros saben muy bien a qué apuntarse, pues, a día de hoy, con los contagios disparados, hay muchas dudas de que la fiesta pueda celebrarse. Algunos poueblos, de hecho, ya han dicho no a la semana de septiembre.

Pero todo parece indicar que las Fallas de València no están en cuestión. Ni siquiera hay grandes asuntos pendientes de resolver. Según Serrano, lo único que está pendiente del protocolo que marque la Conselleria de Sanitat son las actividades itinerantes, concretamente bandas de música y pasacalles. Pero lo demás está todo bastante claro. Para las cenas, todo funciona como la hostelería, lo único que puede cambiar es que sean mesas de seis o de diez personas. "Y yo no creo que la hostelería la vayan a cerrar otra vez", dice Serrano, quien afirma, además, que "espectaculos como los monólogos se pueden hacer ya, mañana mismo si quieres".

Ofrenda de València

Respecto a la ofrenda, tampoco parece haber muchas dudas, todo lo que puede pasar es que sea "a puerta cerrada", es decir, sin público, pero el desfile ante la Verge se hará.

Y es que las noticias que le llegan de la conselleria invitan al optimismo. El presidente de la Interagrupación asegura que "ni la conselleria ni el ayuntamiento barajan la posibilidad de no hacer Fallas", entre otras cosas porque creen que "el pico de contagios será la semana pasada y esta, y que luego bajará".

"Tendría que haber un drama para que no se hicieran las Fallas. Parece que todo está controlado, entre comillas. Mientras no haya presión hospitalaria no debe haber problema", asegura Guillermo Serrano. "Además, tenemos que quemar si o sí, porque si no, aplazamnos los contratos ya a 2024".

Desde luego, que el ayuntamiento no piense en suspender las Fallas parece claro, pues hoy ya ha puesto en marcha las acreditaciones de los medios de comunicación para la "cremà".