Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La Fe paga 2 millones de IBI mientras la Casa de la Salud no paga nada"

Hacienda pide un informe al Jurado Tributario para ver si puede cobrar impuestos a la Iglesia

casa de la salud

casa de la salud

«El hospital La Fe paga dos millones de euros anuales de IBI, mientras que la Casa de la Salud, que debería abonar 150.000 euros, no paga nada porque es de la Iglesia». Este agravio comparativo, más evidente aún si se mide con otros hospitales privados que pagan religiosamente sus impuestos, vuelve a estar en la diana del Ayuntamiento de València, que ya ha hecho varios intentos por cobrar al menos el Impuesto de Bienes Inmuebles de los locales de la Iglesia que no se dedican al culto y todavía no lo ha conseguido.

En esta ocasión el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, siguiendo la estela de su antecesor en el cargo, Ramón Vilar, ha decidido pedir al Jurado Tributario, entidad municipal encargada de dirimir las reclamaciones que puedan producirse por los tributos, una lista de los locales de la Iglesia y un informe sobre la posible aplicación de una sentencia europea de 2017 que entiende que las ayudas a cualquier operador económico que funcione como empresa son ayudas de Estado y por tanto pueden considerarse competencia desleal para otros operadores similares.

Si el Jurado Tributario cree que es posible aplicar esa norma directamente al IBI de la Iglesia, Borja Sanjuán asegura que el año que viene ya no se aplicaría la exención a aquellos locales del Arzobispado que funcionan como un negocio y no como un lugar de culto o una entidad social, a los que se les mantendrán todos los privilegios. Es más, la idea es reclamar también los impuestos no pagados en los últimos 4 años, que es lo que permite la ley.

«Lo que no es normal es que el hospital La Fe pague dos millones de euros anuales por el IBI y la casa de la Salud, que debería pagar alrededor de 150.000, no pague nada. Y menos se entiende aún que un hospital privado para sus impuestos y otros no lo hagan», explica Borja Sanjuán, que calcula que de los 4,3 millones en exenciones del IBI aprobadas cada año, casi la mitad corresponden a la Iglesia, y de esas una parte importante son de locales o negocios que son verdaderas empresas con ánimo de lucro.

Esta medida, cuya ejecución depende ahora del Jurado Tributario, avanzará, en cualquier caso, en paralelo con la Proposición de Ley que se debate en el Congreso de los Diputados para modificar la Ley de Mecenazgo, que es la que ampara la exención de impuestos de la Iglesia, entre otras organizaciones. De hecho, en el próximo pleno se presentará una moción para apoyar ese cambio legislativo. «Nosotros vamos a apoyar esa medida en el Congreso y mientras tanto vamos a ver si el Jurado Tributario ve posible empezar a cobrar el València», dijo Borja Sanjuán. «Nosotros esto siempre lo hemos visto competencia desleal y el Tribunal de Justicia de la Unión Europea también lo considera así», abundó el responsable de Hacienda en el Ayuntamiento de València.

Compartir el artículo

stats