Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ayuntamiento blinda el Olympia para que "siempre sea un teatro"

Los propietarios confían en poder acceder a ayudas para mantenerlo y evitar que, como otras salas, sea objeto de especulación

Fachada del centenario Teatro Olympia, en la calle San Vicente | M.A.MONTESINOS

Fachada del centenario Teatro Olympia, en la calle San Vicente | M.A.MONTESINOS

El Ayuntamiento de València dará un paso más en la protección del centenario teatro Olympia y ha iniciado el trámite para declararlo Sitio Histórico y Bien de Relevancia Local (BRL) el Teatro Olympia. El edificio, que forma parte de una manzana completa ubicada en el chaflán de las calle San Vicente, Garrigues y Maestro Clavé, protegida ya con nivel 1, ha funcionado ininterrumpidamente como teatro o cine desde hace más de un siglo y es parte de la memoria popular de València. Así lo asegura el expediente de incoación de la declaración como BRL que tramita la Concejalía de Patrimonio y Acción Cultural a instancias de la Concejalía de Desarrollo Urbano.

Los concejales de Hacienda y Educación, Borja Sanjuán y Maite Ibáñez, visitaron ayer el edificio para informar del acuerdo que refuerza la protección patrimonial del teatro a sus actuales propietarios, la familia Fayos.

El director del Olympia, Enrique Fayos, valoró en declaraciones a este diario la decisión y aseguró que con ello se garantizará que el Olympia «siga siendo siempre un teatro». Se trata de evitar que por la presión urbanística y la falta de ayudas pública ocurra lo que pasó con el teatro Eslava, el cine Rex o el Capitol y más recientemente el Metropol derribados o reconvertidos para usos terciarios (hoteles, restaurantes o tiendas) desvirtuando con frecuencia sus valores patrimoniales.

El expediente para declarar Bien de Relevancia el Olympia, construido en 1915 por Vicente Rodríguez Martín, da respuesta a una iniciativa de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, que había solicitado la protección de este inmueble que se encuentra situado en el Conjunto Histórico Protegido de la zona de Reformas Urbanas del siglo XIX y XX.

La protección como BRL no supondrá un freno a la hora de tramitar proyectos de reforma, aseguró Sanjuán. «Al contrario permitirá acceder a ayudas y subvenciones» para mantener este edifico histórico que fue durante décadas un referente cultural y pionero en avances tecnológicos, como en su momento el cine sonoro. La declaración como BRL blinda el uso cultural del edificio que será incluido con una ficha más detallada y exhaustiva, que protegerá entre otras cosas la decoración interior, en el catálogo de edificios protegidos municipal.

El teatro abrió sus puertas en noviembre de 1915 con la ópera de Rossini «El barbero de Sevilla» y muy pronto se convirtió en el teatro de moda entre la burguesía urbana de la ciudad. El teatro fue escenario en 1921 del atentado que sufrió el gobernador a la salida de una representación teatral y en 1924 se transformará en sala cinematográfica. El Olympia se convierte en un referente de las salas de cine de la ciudad y durante la dictadura, continúa siendo uno de los principales cines de estreno de la ciudad. A partir de 1953 se hace cargo del mismo Enrique Fayos y Espectáculos Callao Asociados. En el otoño de 1984 el Olympia vuelve a abrir sus puertas como teatro y en los últimos treinta años. El ayuntamiento considera que el Olympia ha sido desde 1915 un referente cultural en el ámbito del cine y el teatro, y un testigo de los avances tecnológicos y de la evolución de la industria del espectáculo en València. Este teatro forma parte de la memoria popular y como tal merece ser BRL.

Compartir el artículo

stats