Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

La multitud que acude a inmunizarse, junto con el turismo, dinamiza la actividad económica del recinto

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias es un lugar de parada obligatoria al visitar la ciudad de València. Esta obra, de vanguardia arquitectónica, se ha convertido en un emblema para toda la Comunitat Valenciana.

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

Ubicada en la antigua cama del río Túria, a lo largo de sus 35.000 m2, los visitantes pueden disfrutar del Palau de les Arts, l’Hemisfèric, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, l’Umbracle o l’Oceanogràfic.

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

Sin embargo, desde el pasado mes de abril, este espacio se ha vestido de gala para recibir a una visitante muy especial: la vacuna contra el coronavirus. Cada día, cientos de vecinos y vecinas de la ciudad acuden a este vacunódromo para recibir su dosis.

Una vacuna para la Ciudad de las Ciencias

«Perdona, ¿dónde es la vacunación?», es una de las preguntas más frecuentes entre los jóvenes que acuden al lugar. Las filas de coches se concentran en la entrada del recinto. Algunos llegan asustados por recibir el pinchazo, mientras otros salen alegres al ver que el final de esta pandemia cada vez está más cerca.

Cerca de ellos, y ajenos a lo que está ocurriendo, se encuentran algunos turistas que visitan el lugar. Equipados con sus cámaras o móviles fotografían cualquier mínimo detalle y se cruzan con los vecinos de la ciudad que, a marcha rápida y con la cartilla de vacunación en la mano, vuelven a sus quehaceres.

No obstante, algunos aprovechan la citación para disfrutar del entorno, aunque sea por unos instantes. «¿Cómo ha ido el pinchazo? ¿Queréis que tomemos algo?» pregunta una madre a dos jóvenes. Reconoce que «es sorprendente la transformación en vacunódromo, pero también es un incentivo para los comercios».

Los trabajadores también lo creen. «Hemos notado un incremento de afluencia de gente desde que empezó la vacunación», señalan. Agradecen esta medida porque «si no la situación sería peor» y recalcan el «gran esfuerzo realizado por los encargados de seguridad».

Desde la Ciudad de las Artes y las Ciencias confirman también que se ha incrementado las ventas de las entradas, lo cual atribuyen «no solo a la vacunación masiva, sino también a la flexibilización de las restricciones».

Tras una larga jornada de vacunación, los turistas vuelven a inundar este espacio. Las vacunas dejan paso a las fotografías. La Ciudad de las Artes y las Ciencias vuelve a convertirse en un espacio de ocio hasta el próximo lunes, cuando los sanitarios vuelvan a su trabajo.

Compartir el artículo

stats