La movilización vecinal del barrio de Malilla ha hecho posible que de momento no se desalojen a 50 vecinos de dos edificios de la Creu Coberta. Los técnicos del Cuerpo de Bomberos que han visitado los inmuebles les han concedido 10 días para encontrar una solución definitiva. Además les han ofrecido un ayuda de unos 500 euros a cada uno de los 50 vecinos afectados para pagar un posible alquiler y optar a otra vivienda.

La movilización vecinal paraliza los desahucios de la Creu Cuberta M.A.Montesinos

Como se recordará este colectivo de personas tenían que abandonar sus hogares porque estas fincas están en peligro de ruina inminente.