Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Línea 10 del centro a Natzaret entrará en servicio en marzo

El conseller de Obras Públicas anuncia que el Consell autorizará el viernes las obras del cañón peatonal entre las estaciones de Xàtiva y Alacant, lo que obligará a cortar 22 meses esta última calle

Esquema del cañón peatonal que se construirá entre las estaciones de las calles Alicante y Xàtiva a partir de finales de 2022.   | CPTOPM

Esquema del cañón peatonal que se construirá entre las estaciones de las calles Alicante y Xàtiva a partir de finales de 2022. | CPTOPM

Las obras de la Línea 10 del metro estarán finalizadas a final de año, según adelantó ayer el conseller de Obras Públicas, Arcadi España, en una visita a la estación de la calle Alicante donde ya han comenzado a revestirse las paredes de la futura terminal ferroviaria. La previsión es que la nueva línea tranviaria que conectará el centro de la ciudad con el barrio de Natzaret y que también dará servicio a la Ciudad de la Justicia y la Ciudad de las Artes y las Ciencias estuviera en el primer trimestre de 2022.

El conseller Arcadi España también aprovechó la visita de obras para anunciar que el pleno del Consell autorizará este viernes a Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana la licitación de las obras para construir un túnel peatonal entre las estaciones de Xàtiva y Alacant de la red de Metrovalencia, y que discurrirá en el subsuelo de la calle Alicante. La futura estación de la Línea 10 también tendrá conexión directa peatonal con la de Bailén para lo que aprovechará un pasillo peatonal del túnel de Germanías. Estas últimas obras han obligado a cortar el tráfico entre la calle Bailén y la Gran Vía Ramón y Cajal, que se reabrirá a mediados de agosto. Este último paso peatonal se prevé que esté finalizado a finales de año junto a la Línea 10.

Mucho más tiempo tardará en estar operativo el cañón peatonal subterráneo entre las estaciones de Xàtiva y Alacant ya que una vez se adjudique (trámite que se prolongará como mínimo seis meses) se prevé que las obras durarán entre 20 y 22 meses. Unos trabajos que obligarán a cortar de nuevo el tráfico por la calle Alicante. Según Arcadi España esta conexión peatonal «servirá para hacer más eficiente la red de Metrovalencia» y potenciar la «conexión entre barrios», ya que se podrá utilizar sin necesidad de entrar al metro, por lo que «facilita la movilidad de forma segura».

Estado actual de la estación de la calle Alicante que deberá estar acabada a final de año. | LAURA BALLESTER

El cañon peatonal tendrá una longitud de 250 metros. Arrancará a cota del vestíbulo de la estación de Alacant y llegará a tres metros por debajo del nivel de la estación de Xàtiva por lo que se habilitarán dos escaleras, una fija y otra mecánica, y un ascensor para garantizar la completa accesibilidad. Se ejecutará de forma coordinada con el futuro eje pasante (túnel para el AVE y las Cercanías) que se construirá a mayor cota.

La futura línea 10 combinará tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y ocho estaciones y paradas (tres subterráneas y cinco en superficie), según recuerdan desde FGV. Las obras en el tramo subterráneo continuan con un presupuesto superior a los 25 millones de euros para «vestir» el túnel subterráneo con la doble vía tranviaria y aparatos de seguridad, además de «drenajes y canalizaciones laterales para instalaciones además de los trabajos de arquitectura de las tres estaciones que incluyen acabados, pavimentos, revestimientos verticales y mobiliario». Desde noviembre también se actúa en el tramo en superficie desde la avenida Hermanos Maristas donde se ha construido una nueva estación con un coste de 3,8 millones.

Compartir el artículo

stats