Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento sale al rescate financiero de la EMT con 10 millones de euros

La ampliación de capital aprobada en mayo se consuma en agosto PP y Cs advierten que la compañía municipal «está en quiebra»

Dos peatones cruzan delante del bus de la Línea 71. | M.A,MONTESINOS

La alcaldesa en funciones Pilar Bernabé, del PSPV, firmó ayer la resolución por la que el Ayuntamiento de València va a inyectar 10 millones de euros en la Empresa Municipal de Transportes (EMT), en forma de ampliación de capital. Como afirma la resolución, ese dinero va destinado «a compensar parcialmente las pérdidas del ejercicio de 2020» y persigue «reequilibrar la situación patrimonial» de la firma pública. El consistorio vuelve a salir al rescate financiero de la EMT, que debido a la bajada de ingresos comerciales derivada de la crisis del coronavirus atraviesa una situación económica complicada.

A finales de mayo, ya se aprobó en el pleno y se anunció esta modificación presupuestaria financiada con fondos provenientes de los remanentes del ayuntamiento, es decir de los fondos municipales no gastados y acumulados de ejercicios anteriores. Mientras, la oposición cargó ayer contra el gobierno municipal de Compromís y PSPV por la gestión que están realizando en la EMT. «Esta ampliación de capital es la constatación que la EMT está en una situación crítica debida a la nefasta dirección de Giuseppe Grezzi, consentida por el alcalde Joan Ribó», señaló el concejal y consejero del PP Carlos Mundina. Mundina advirtió que estos 10 millones de euros «volarán en nada» si la Agencia Tributaria confirma la propuesta de sanción, que superaba los 10,5 millones de euros, por no declarar el IVA en 2016 y 2017.

«Aquí no hay dirección ninguna. La EMT está en quiebra. Los 10 millones de ampliación de capital van a tapar mínimamente la mala gestión de Compromís y los caprichos del Sr.Grezzi que ha decidido gastarse 12 millones en nuevas marquesinas en un momento crítico para la empresa» , lamentó. Mundina recordó que la prioridad ahora debe ser dar «un mejor servicio público para los ciudadanos».

Por su parte, el concejal y consejero de EMT de Ciudadanos Narciso Estellés aclaró: «No solo se trata de que con dinero de los valencianos se esté pagando la mala gestión de Ribó y Grezzi de la pandemia, en lo referente al transporte público del año 2020, sino que también en 2021, a cierre de mayo, todavía se está en EMT con 1,3 millones menos de ingresos que en 2020». «La falta continua de ingresos, -concluyó Estellés-, el engrosamiento del número de nuevos altos cargos y las malas praxis del concejal de Movilidad en la compañía están llevando a la EMT hacia una situación absolutamente cercana a la ruina», zanjó.

Compartir el artículo

stats