Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde defiende que el agua de la playa del Perellonet es "excelente"

Los vecinos y residentes en el litoral sur de la ciudad «pueden estar tranquilos» señala Ribó

Bañistas en la playa del Perellonet. | F,BUSTAMANTE

Bañistas en la playa del Perellonet. | F,BUSTAMANTE

El alcalde de València Joan Ribó y el vicealcalde Sergi Campillo terciaron ayer en la polémica sobre la calidad del agua de las playas del sur de la ciudad, que han sido objeto de críticas durante las últimas semanas por parte del portavoz de Ciudadanos Fernando Giner y de los vecinos del Perellonet y de la Dehesa del Saler.

Ribó se reunió con Fernando Giner para abordar diversas cuestiones. Tras el encuentro afirmó que las aguas de la playa del Perellonet «están en perfectas condiciones sanitarias según las últimas analíticas realizadas por la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica». «Las aguas del Perellonet, igual que las de toda la zona del Saler, se encuentran en perfecto estado» remarcó Ribó. «Tanto el señor Giner al que le he manifestado estos datos como los habitantes del Perellonet pueden estar tranquilos», añadió. También indicó Ribó que es necesario «mantener desde el ayuntamiento una actitud vigilante con la regeneración de las playas de València y respecto a la posible ampliación del puerto».

Estas declaraciones de Ribó se producen esta semana tras la denuncia de Ciudadanos sobre la aparición de una «espuma amarilla» en la playa del Perellonet. Ciudadanos ha denunciado durante este verano, en varias ocasiones, que han aparecido restos fecales en las aguas de l’ Albufera y en las playas del Sur. También la Asociación de Vecinos de la Dehesa del Saler publicó recientemente un tuit en el que decía: «Tristemente se confirma que los vertidos de la Gola de Puchol tienen enterecocos intestinales (2000 ufc)». Estos datos proceden de una analítica efectuada el pasado 5 de agosto.

Por su parte, Giner señaló a Levante-EMV que ha vuelto a advertirle a Ribó que si pasa «algo» en las playas de la ciudad «iré contra él» porque su percepción es que «no se están tomando muy en serio el tema de los posibles vertidos» en el litoral valenciano porque el consistorio no es competente sobre este asunto. «Cada vez que vea más espuma amarilla se lo comunicaré al alcalde», añadió.

Por otro lado, el vicealcalde Sergi Campillo remarcó a este diario que la calidad de agua de las playas de València «es excelente». De hecho recordó que las analíticas se publican en la web de la Conselleria y son accesibles «a cualquier ciudadano». En esa línea, subrayó que si los datos oficiales fueran malos «Conselleria estaría obligada a cerrar las playas». Campillo hizo una llamada a la responsabilidad tanto de los vecinos del Perellonet como de otros puntos de la zona sur, El Saler o Pinedo. «Dar mala imagen y decir que la calidad del agua de l’Albufera y de las playas es mala, o incluso que el parque natural se está convirtiendo en una cloaca o en un vertedero» no ayuda a los valencianos, reflexionó, «ya que no es cierto», y además, los principales perjudicados de que se proyecte esa imagen negativa «son los propios vecinos y residentes en estos Pobles del Sur». «Con datos objetivos en la mano, la calidad del agua de l’Albufera es la mejor de los últimos 40 años, y precisamente, el lago hace de filtro natural para garantizar la buena calidad del agua en las playas», enfatizó. Por eso, cuando se ven sedimentos orgánicos o más plantas subacuáticas en l’Albufera eso indica que no está contaminada, zanjó.

Compartir el artículo

stats