Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bandas rivales atemorizan el barrio de Marxalenes con amenazas, drogas y peleas diarias

El vecindario está sometido a una escalada de violencia y delincuencia que los vecinos no cesan de denunciar

Bandas rivales atemorizan el barrio de Marxalenes Arturo Iranzo / Tamara García

El 'Bronx de València', así lo definen algunos de los vecinos del barrio de Marxalenes. Desde hace unos años el barrio de València perteneciente al distrito de Zaidía, sufre casi a diario, la delincuencia en sus calles. Cada día aumentan las peleas, el tráfico de drogas y lo que es peor, las amenazas por parte de bandas latinas que han tomado la zona de las "canchas" como asentamiento y epicentro del menudeo.

El vecindario no puede más con esta situación, reclaman atención por parte del Ayuntamiento y mayor presencia policial para controlar el barrio y evitar lo ocurrido ayer en Orriols. "Recibimos vídeos a diario de altercados, peleas, tráfico de drogas y consumo de alcohol hasta altas horas de la madrugada. Esta situación es insostenible por ello, esta tarde hemos convocado una asamblea con los vecinos y la Policía Local y Nacional para que los vecinos planteen la problemática", asegura Francisco Llamas, presidente de la Asociación de vecinos de Marxalenes.

La zona de las canchas, como así se le conoce en el barrio de Marxalenes, es una plaza, ubicada en la calle de San Pancracio, que reúne a bandas enfrentadas entre latinos y grupos africanos. La mayoría de ellos no viven allí, pero utilizan esta zona de asentamiento para reuniones. Esta problemática está generando mucho malestar entre los residentes. Las fiestas hasta altas horas de la madrugada ha derivado en trifulcas multitudinarias donde se han llegado a emplear armas blancas. Los vecinos han grabado las peleas que sufren a diario en plena calle. Hay agresiones tanto de día como de noche. "La problemática ha ido creciendo con el tiempo. La gente que está viniendo asiduamente a este barrio, llegan a las 12.30 de la mañana y hay días que, aunque había toque de queda, se han quedado de juerga hasta las 7 de la mañana. Desde mi casa los he visto beber, pegarse y hasta pasar estupefacientes. Esto parece el 'Bronx'. Hay vecinos que nos planteen hacer una manifestación u otra serie de movimientos. Desde la Asociación de Vecinos de Marxalenes hemos organizado una reunión informativa esta tarde con la Policía Local y Nacional para que el vecindario planteen la problemática", explica Emilio García Pérez, desde de la Asociación de vecinos de Marxalenes.

Los vecinos de Marxalenes protestan por la constantes peleas en el barrio Levante-EMV

Tres peleas en una semana

Marxalenes siempre se ha caracterizado por ser un barrio tranquilo, pero la inseguridad ciudadana y el incivismo han marcado las calles, sobre todo entre entre bandas latinas. Tal y como aseguran los propios vecinos. Tienen miedo, pero también quieren erradicar la situación. Diariamente se enfrentan a amenazas e insultos que acaban en saco roto. Esta es la verdadera angustia que vive el barrio de Marxalenes. "En una semana hemos tenido tres peleas nocturnas. En la última uno de ellos salió con una catana y lanzó todas las botellas que había sobre las mesas de las terraza de un bar. Y eso es lo que no se puede permitir. Tenemos miedo. Por las mañanas el barrio es una balsa de aceite pero a partir de las 12.30 las cosa cambia. La otra noche escuché desde mi casa a un vecino que les llamaba la atención a gente que estaba gritando en las canchas y le dijeron que si bajaba le rajaban", explica Emilio.

Esta situación recuerda lo vivido ayer en el barrio de Orriols. "Todavía no hemos llegado a la problemática de Orriols pero lo que intentamos es evitar que no llegue a más. La policía Local de Valencia y la Policía Nacional están en contacto con nosotros, al igual que el Ayuntamiento. Hemos recurrido a toda la Administración y esta mañana nos han comunicado que vendrá el día 20 de septiembre el alcalde a visitar el barrio", asegura Emilio de la Asociación de vecinos.

Marxalenes ED

"Cuando vino la policía había sangre por todas partes"

Mientras grabábamos Mavi, una de las vecinas que paseaba con su perro nos relataba la pesadilla que estaba viviendo. "Mi marido ha estado levantándose a las 6 de la mañana para ir al médico y hemos estado sin dormir. Hace dos sábados se lio muy gorda y fueron a navajazo limpio. Vino la Policía y estaba lleno de sangre por todas partes. Mi piso da a la plaza y no me dejan dormir. Lo estamos pasando muy mal. Mi hijo me tiene prohibido pasar sola por delante de la plaza, tengo que pasar por el otro lado, porque tenemos miedo. Un barrio que era una maravilla, que mis hijos venían a jugar a las canchas de baloncesto ahora no se puede aguantar", explica.

Los vecinos quieren volver a estar tranquilos. Reclaman mayor presencia policial y atención por parte de las autoridades. Porque se sienten "abandonados". "Esto es un verdadero desastre. Parece que València solo existe en el centro y el resto de los barrios estamos desamparados. La autoridad brilla por su ausencia. Los barrios estamos padeciendo un calvario, de inseguridad, desatención, falta de urbanismo... Es lamentable que los impuestos son iguales para todos pero los servicios están muy localizados y preferenciados. Hace años teníamos calidad de vida y hoy hemos perdido seguridad, valor en nuestros bienes patrimoniales y hemos perdido en todo. Porque este barrio se ha depreciado. Las fincas tienen menos valor por la inseguridad y el valor de convivencia ha llegado a límites ínfimos. Y esto es inaceptable. La solución más eficaz para evitar estos problemas sería cambiar el voto pero las más efectiva sería emplear medios más contundentes, empezando por las manifestaciones y terminando por algo desagradable", explica Matías, vecino del barrio.

Compartir el artículo

stats