Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Retiran 1.600 toneladas de vertidos ilegales de l’Albufera

El vertedero se ubicaba junto a la Sèquia del Rei

Un momento en el que la máquina retroexcavadora trabaja junto al camión. | LEVANTE-EMV

El servicio de gestión sostenible de residuos y limpieza del espacio público, en colaboración con el servicio Devesa-Albufera, ha retirado 1.600 toneladas de escombros, electrodomésticos, muebles y residuos de gran volumen de varias parcelas del Parque Natural de la Albufera. Se trata de vertederos ilegales que estaban en un camino colindante a la Sèquia del Rei, junto al Camí de la Marjal, a la altura de la Playa del Arbre del Gos, entre el Saler y Pinedo. «Después de detectar un vertedero irregular que había en el Parque Natural e la Albufera, lo hemos limpiado gracias a la colaboración de los servicios de Devesa-Albufera y de recogida de residuos», ha informado el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana Sergi Campillo.

Cartel ubicado en la zona del vertedero ilegal. | LEVANTE-EMV

Los vertidos irregulares han sido retirados mediante una retroexcavadora giratoria, y se han necesitado 80 viajes del camión bañera de la entidad Metropolitana de Tratamiento de residuos, que tiene una capacidad de 20 toneladas. Posteriormente, y a requerimiento de los técnicos del servicio Devesa-Albufera, el camión ha realizado otros dos viajes para retirar cañas y ramas secas que dificultaban el acceso al camino. La actuación ha tenido un coste económico de 11.900 euros. Al finalizar la operación se ha colocado un cartel informativo en el que se recuerda que se trata de un vertedero clausurado, el artículo de la ordenanza municipal de limpieza que recoge dicha prohibición y las multas por realizar estos vertidos, que van desde los 730 a los 1.000 euros. El cartel también informa de la ubicación del Ecoparque de Vara de Quart, que es el más próximo a la Sèquia del Rei. Campillo ha recordado que existe «una red de ecoparques metropolitanos del Emtre donde se pueden depositar todos estos residuos y escombros». Los propietarios de las parcelas a las que da acceso el camino han colocado una cadena que impide el acceso libre, para evitar que se sigan produciendo más vertidos ilegales.

Compartir el artículo

stats