Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No debería repetirse el mismo error de los grandes eventos deportivos"

La Federación de Vecinos señala que las regatas de la Copa del América y la Fórmula 1 no fueron positivas para la ciudad y que la Marina «es de todos»

La Marina de València, con la base del Alinghi (al fondo) reconvertida para uso cultural. | JM LÓPEZ

La Marina de València, con la base del Alinghi (al fondo) reconvertida para uso cultural. | JM LÓPEZ

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, María José Broseta, recordó ayer, al hilo de la hipotética celebración de una nueva edición de la Copa del América en València, que los grandes eventos han sido «una mala experiencia» para la ciudad. La celebrada en 2007 ya dio muchos problemas aunque menos de los que generó luego la Fórmula 1. «Si ambos eventos se dejaron de lado porque no surtieron los efectos esperados no entendemos por qué se vuelve sobre lo mismo», apuntó ayer.

«Para la ciudadanía en general no fue positivo», por lo que «volver a repetir lo mismo, sinceramente, no nos gusta». La Copa del América «trajo el colapso de circulación en el Marítimo y ningún beneficio al ciudadano de a pie». En todo caso, una nueva celebración de las regatas, con un canon de 70-80 millones de euros que debería pagar la ciudad al organizador, debería estudiarse «muy detenidamente, analizar si compensa o no y de qué forma y dónde se va a hacer».

«La Marina es ahora un espacio abierto a los usos ciudadanos y queremos que siga así», vino a decir. La falta de concreción y avales ha sido uno de los motivos del fiasco de la candidatura de València que el Real Club Náutico de València presentó en junio y que ha tenido que ser retirada por falta de apoyo financiero e institucional.

De celebrarse nuevamente la Copa del América, algo en lo que tampoco se ha consultado a los vecinos, «no nos pillaría de nuevas como la vez anterior», apuntó Broseta. «Ahora pediríamos explicaciones sobre la financiación y estudios sobre sus repercusiones para la ciudad». «No puede ser un evento pagado por la ciudad que solo beneficie a unos pocos», incidía. El presidente de la Asociación de Vecinos de Natzaret, Julio Moltó, por su parte aseguró que «somos muy críticos con los grandes eventos porque tuvimos muy mala experiencia con la Copa y la Fórmula 1 porque dejaron muchas deudas e hipotecas que aún se están pagando».

No de Natzaret y el Cabanyal

La candidatura que presentó el Club Náutico de València es bastante «endeble» porque no concreta quien pagará la celebración, quien asume las externalidades más negativas ni tampoco el coste de oportunidad y la justificación de invertir en ese proyecto para dejar de hacerlo en otras dotaciones necesarias par ala ciudad. Moltó también recordó que las bases deportivas que se iban a derribar para recuperar la fachada marítima no se han derribado como estaba previsto inicialmente porque hubo que privatizarlas para pagar las deudas.

Para el presidente de los vecinos de Cabanyal, Félix Estrela, la primera edición «significó una destrucción de la memoria histórica» del barrio porque hizo desaparecer el puerto pesquero de la lonja, entre otros. La Copa del América «está muy lejos de nuestra vision del deporte colectivo y popular. «La pagamos todos y la disfrutaron unos pocos», remarcaba Estrela.

Compartir el artículo

stats