Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Copa del América busca sede tras la renuncia de València y las dudas de Irlanda

Barcelona y su Club Náutico no se postulan para la prueba y no tienen noticias del mismo

La Marina, con la base del Victory sueco, que aún exhibe el rótulo. m.a.montesinos

El Comité Organizador de la Copa del América ha decidido ampliar el período de tiempo para que las ciudades interesadas puedan presentar y explicar bien sus candidaturas a albergar el evento náutico en 2024. Tras conocerse la renuncia del Club Náutico de València a albergar la prueba, según sus portavoces por el tibio apoyo institucional recibido del ayuntamiento y de la Generalitat, ahora se ha sabido que el gobierno irlandés tiene serias dudas sobre el retorno económico del evento.

El jueves por la noche, el Royal New Zealand Yacht Squadron (RNZYS) y los defensores de la copa, Emirates Team New Zealand (ETNZ), anunciaron que han ampliado el período de tiempo para que las ciudades preseleccionadas continúen trabajando en los detalles finales y para que puedan proporcionar más información sobre sus respectivas ofertas. Por su parte, The Irish Examiner publicaba el miércoles que las preocupaciones sobre la financiación de «un deporte de nicho» pueden hacer que Irlanda no sea sede de la Copa del América. Este periódico reflejó en su edición digital que el gobierno irlandés ha solicitado hasta seis meses más para considerar los costos, valorarlos bien y determinar los posibles beneficios financieros de organizar la competición en Cork. Además, este medio daba por hecho que Irlanda a iba a ser descartada en beneficio de España y Arabia Saudí. Incluso en Irlanda se publicó que se iba a anunciar ya el nombre de la capital que iba a acoger el evento de 2024 y que no iba a ser la ciudad irlandesa. De hecho, en los últimos días ha habido contactos al más alto nivel entre las autoridades irlandesas y los responsables del Team New Zealand.

El comodoro de RNZYS Aaron Young, en declaraciones recogidas por The Irish Examiner, dijo que para el beneficio tanto de la 37a America’s Cup como de la eventual sede anfitriona, «preferimos permitir algo más de tiempo ahora para tomar la decisión correcta en lugar de una decisión apresurada».

Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de València confirmaron ayer que ni Barcelona ni el Club Náutico de Barcelona están en la carrera por acoger la prueba náutica. Esta fue otra información que ha trascendido esta semana tras publicarse que València se retiraba de la puja.

Mientras, la postura oficial del equipo de gobierno del Ayuntamiento de València, formado por Compromís y PSPV es la misma que se anunció recientemente. «Estamos centrados en la lucha contra la pandemia y en la reactivación económica tras los efectos de la epidemia en la ciudad», afirmaban ayer fuentes del grupo socialista. La propia Sandra Gómez, vicealcaldesa y lideresa del PSPV local, llamó a ser «prudentes» con el tema de la Copa del América. Ni socialistas ni Compromís, en el consistorio, o en la Generalitat, quieren entrar en una puja con otras capitales que se hayan presentado como aspirantes a acoger la prueba náutica. Y no están dispuestos a pagar con dinero público. esos 80 millones del canon que exige la organización para traer el evento a València.

En cambio, la oposición volvió a cargar contra el alcalde Joan Ribó y el president Ximo Puig por no apoyar este evento. Según María José Catalá (PP), «estamos ante una gran oportunidad que no debemos perder los valencianos». Catalá exigió el apoyo de Pedro Sánchez para esta candidatura y que entre las tres administraciones paguen los 10 millones anuales, que según sus cuentas, costaría traer el evento a València. Por último, el líder de Ciudadanos Fernando Ginerseñaló: «Evidentemente, los números salen. Máxime en una ciudad que entiende que tiene que ir hacia un turismo de calidad», matizó.

Compartir el artículo

stats