Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

L'Albufera incorpora la primera barca eléctrica para vigilar y gestionar el lago

El vehículo apodado E-Tramuntana busca descarbonizar el espacio natural, no quema combustible ni emite ruidos

La barca eléctrica de L'Albufera

L'Albufera cuenta con una barca pública electrificada “que contribuirá a la descarbonización de este espacio natural”, tal como ha explicado hoy el alcalde Joan Ribó, después de comprobar el funcionamiento de este nuevo vehículo que no quema combustible y por tanto no emite dióxido de carbono y tampoco hace ruido contaminante. El Ayuntamiento ha incorporado esta barca, llamada E-Tramontana, a la flota municipal que está destinada, como el resto, a la vigilancia y gestión de la Albufera.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, y la concejala de Pueblos de València, Lucía Beamud, ha asistido a la presentación de esta barca en el embarcadero del Pujol Nou, en El Saler, donde ha asegurado que “si queremos mantener la tradición de la pesca o los paseos por la Albufera tenemos que innovar y empezar a trabajar en una flota de barcas eléctricas, que sean sostenibles y que ayuden a preservar los valores medioambientales del parque natural”. Joan Ribó ha recordado que, hasta el momento, en la flota municipal había cuatro barcas más motorizadas y un barquito a pértiga; y ha asegurado que con esta nueva embarcación, el Ayuntamiento coge el relevo de la iniciativa privada que ya tiene cinco barcas propulsadas por motor eléctrico en la Albufera.

El alcalde y los concejales durante su visita a la barca eléctrica

Ahorro de casi dos toneladas de CO2

El alcalde ha explicado que ya están en marcha iniciativas por parte de la Comunidad de Pescadores del Palmar (junto a la Cátedra de Transición Energética Urbana y el Instituto de Ingeniería Energética de la Universitat Politècnica de València, UPV, que está al cargo de esta estrategia) y también de la IVACE. Ha destacado que los beneficios que tiene esta barca para el entorno “son evidentes”. “Supone menos ruido y menos contaminación para las aguas y la atmósfera”. “Según los investigadores de la UPV la transición hacia barcas con motor eléctrico en la atmósfera supondría un descenso de casi dos toneladas de CO₂ en el año por embarcación”, ha continuado al primer edil, quien también ha asegurado que desaparecerían los derrames de residuos a las aguas procedentes de las barcas.

La barca eléctrica E-Tramuntana

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha detallado que se ha electrificado una de las cinco barcas del servicio municipal de Devesa-Albufera, dedicada a tareas de conservación y vigilancia del Parque Natural de la Albufera, el lago de la Albufera y sus canales. El vicealcalde ha subrayado que este proyecto supone “avanzar en la sostenibilidad en el transporte en el lago de la Albufera”, así como “ayudar a mitigar y luchar contra el cambio climático y la contaminación acústica que se produce en el motor de combustión respecto del motor eléctrico”.

Compartir el artículo

stats