Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"La renaturalización de Ausiàs March traerá más atascos"

El vecindario de Malilla pide aparcamientos disuasorios, mejor transporte público y un acceso a la Fe en la V-30

La pista de Silla (avenida Ausiàs March). | M.A.MONTESINOS

La pista de Silla (avenida Ausiàs March). | M.A.MONTESINOS

La renaturalización de la avenida Ausiàs March, el principal acceso por el sur para el tráfico rodado, anunciada por la Concejalía de Desarrollo Urbano ha sido acogida con tibieza por los vecinos de Malilla, pese a ser una de las propuestas «recurrentes» en los presupuestos participativos de 2019 y 2020. El presidente de la Asociación de Vecinos de Malilla, Alfonso Cortés, apuntó que «no tiene lógica eliminar carriles para los coches si no das una alternativa, porque lo que pasará es que habrá más atascos de los que ya hay en la actualidad».

«Estamos hablando de una vía principal y si reducen el paso va a haber problemas y atascos», recalcó Cortés. «Si quitan carriles el colapso de tráfico llegará al centro de la ciudad, igual entonces se lo replantean porque parece que todo lo que no sea el centro y el Cabanyal no existe». El portavoz vecinal destacó que lo que se necesita para reducir el tráfico en la pista de Silla es construir un acceso directo desde la V-30 a la nueva Fe. Antes de quitar carriles del tráfico es necesario mejorar el transporte público y construir aparcamientos disuasorios en las entradas a València. Cortés destacó que la prioridad para los vecinos de Malilla no es tanto la renaturalización de Ausiàs March como la constsrucción del centro de salud .

Sobre la retirada de las pasarelas Cortés si valoró su retirada porque hay pasos de cebra y «apenas se usan ya».

La postura de la asociaciónd e vecinos contrasta con las peticiones recogidas en los presupuestos participativos del Ayuntamiento de València, donde la remodelación de la avenida Ausiàs March ha sido una demanda repetida en los presupuestos participativos, donde se han presentado hasta una decena de propuestas ciudadanas encaminadas a «dignificar», pacificar el tráfico o llevar a cabo una mejora paisajística en esta avenida considerada una autopista urbana. Sin embargo, la propuesta de remodelación planteada por los socialistas ha sido cuestionada por el propio alcalde, Joan Ribó, de Compromís quien ha advertido que la reordenación tendrá que esperar a la aprobación del Plan de Movilidad Metropolitano.

El PP volvió a cargar ayer contra la reordenación de la avenida Ausiàs March para reducir los carriles del tráfico de doce a seis. El concejal Carlos Mundina apuntó que el gobierno del Rialto «ha abandonado el transporte público a su suerte» y «han conseguido atascar la ciudad y toda el área metropolitana con su urbanismo táctico». Valencia «no es sólo la ciudad sino también su área metropolitana, sus vecinos vienen compran y consumen en nuestra ciudad. La solución debe ser global y esto tampoco se ha tenido en cuenta», aseguró ayer Mundina. El PP ha solicitado el expediente completo para conocer si existen informes que avalen la propuesta del PSPV para renaturalizar la pista de Silla y principal acceso a la ciudad por el sur cuestionada por el alcalde.

Compartir el artículo

stats