Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

Inundaciones periódicas y asentamientos

Los asentamientos y las zonas verdes se llenan de agua. | SALVA GONZÁLEZ

Los asentamientos y las zonas verdes se llenan de agua. | SALVA GONZÁLEZ

Transcurridos cerca de 11 años de la inauguración de línea de Alta Velocidad (AVE) Madrid – Valencia, los terrenos liberados por la construcción de los túneles del AVE y por el soterramiento de la línea de ancho ibérico de Valencia - Utiel, situados entre los barrios de Sant Marcel·lí y Camí Real, nada se ha hecho para urbanizar los terrenos convirtiéndolos en el tan cacareado Parque Sur, ni tampoco el prometido bulevar entre la rotonda de San Vicente Mártir - Soto Micó i la rotonda de San Pio X - Ciutat de l’Aprenent.

Panorámica de Sant Isidre con los terrenos inundados. | SALVA GONZÁLEZ

Y no solo es que no se urbanizan como reiteradamente ha sido reclamado por los vecinos de ambos barrios colindantes, es que cada vez que hay lluvias intensas o torrenciales la zona se inunda dificultando el tráfico rodado y peatonal. Todo ello debido a la falta de celo del Ayuntamiento de Valencia que en su momento recibió las obras del AVE sin verificar que debido a que los túneles no discurren a cota cero, sino unos metros sobre elevados, las aguas de las zonas altas se acumulan en el resto de parcelas y viales, al no prever suficientes desagües. Además, el Ayuntamiento también permitió, a la empresa constructora, que las tierras extraídas para construir los túneles se quedaran «sine die» en el barrio. Los vecinos ven como pasan los años y se suceden gobiernos municipales y centrales sin que nadie le ponga el cascabel al gato y aborde de una vez por todas estas problemáticas.

Es más, la no urbanización de las parcelas ha provocado la creación en Sant Marcel·lí de un asentamiento, que cada día va en aumento, sin que Generalitat y Ayuntamiento muevan ficha, a pesar de las reiteradas peticiones efectuadas por la entidad vecinal para que se les dé a estas familias una solución digna, una parte de las cuales tienen niños. Teniendo como tenemos unos gobiernos autonómico y municipal que se manifiestan abiertamente a favor de unas políticas que defienden que lo primero «son las personas», no se entiende muy bien que esta problemática esté enquistada.

Compartir el artículo

stats