Uno de los jardines del Palacio de Congresos alberga desde ayer una cápsula del tiempo, que contiene los compromisos para «contribuir al logro de los objetivos globales de desarrollo sostenible», según explicó el concejal de Turismo e Internacionalización del Ayuntamiento de València, Emiliano García. El objetivo, en sus palabras, es «sensibilizar a la sociedad para el desarrollo sostenible de la ciudad» a través de los mensajes enviados por los vecinos de la ciudad en un formulario realizado en línea. El concejal expuso que la iniciativa, que culminará en 2030, año en el que se abrirá la cápsula, «ha servido para incrementar la concienciación de la ciudadanía». «La hoja de ruta de la sostenibilidad turística definirá nuestro modelo de ciudad», concluyó el responsable de Turismo.