Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las obras de la plaza de la Reina se atascan mientras en Brujas llegan al ecuador «en plazo»

La actuación impulsada por Movilidad Sostenible, en cambio, marcha al ralentí

Panorámica de las obras de la plaza de la Reina con el parking subterráneo en primer plano. levante-emv

Las obras de peatonalización de las plazas de la Reina y Ciudad de Brujas-Mercat, que han puesto del revés el centro histórico, alcanzarán el próximo mes de octubre el ecuador. El pasado 27 de abril arrancaba la reforma de la monumental y turística plaza de la Reina, adjudicada a Edifesa-Collosa y dirigida por José María Tomás, por 10,7 millones de euros. Una semana antes lo hacía el eje Ciudad de Brujas y entorno del Mercado Central, adjudicado a Pavasal, con dirección de obra de Blanca Peñín y Elisabet Quintana y un presupuesto de casi cinco millones de euros.

Las obras avanzan en Brujas. Las pérgolas camuflarán las entradas de los ascensores y las paradas de taxi. m.a.montesinos

Sobre la cabeza de las direcciones de obras y empresas adjudicatarias pende la espada de Damocles de los plazos de ejecución, ajustados al máximo y de un año en ambos casos, dado el uso intensivo de ambas plazas y la presión de comerciantes, hosteleros y vecinos. Las obras en Ciudad de Brujas y la plaza del Mercat, impulsadas por la Concejalia de Desarrollo Urbano, avanzan a buen ritmo y «en plazo» de modo que la primera fase de esta actuación estará terminada en diciembre y cara a la campaña navideña, si no surgen otros imprevistos.

Mientras, en el entorno de Brujas se observa un ritmo de trabajo frenético, con ir y venir constante de camiones y obreros, en la plaza de la Reina, el parón de las obras, competencia de Movilidad Sostenible, es evidente. La aparición inesperada de lo que podría ser unamuralla tardorromana (siglo V) sumado a los daños de mayor alcance detectados en el aparcamiento subterráneo de los años 70, cuya reforma también se incluye en el proyecto, han obligado a presentar un modificado de obra, incrementando el coste en más de 1,6 millones de euros. La dirección facultativa confía en que cuando se reanude el ritmo inicial de las obras se pueda ganar tiempo y ajustarse al plazo de finalización previsto.

Compartir el artículo

stats